Margaret Farley, la hermana desmentida

El papa Benedicto XVI avaló el comunicado en contra de Farley. / EFEEl papa Benedicto XVI avaló el comunicado en contra de Farley. / EFE

En los últimos días el Vaticano copa las páginas de la prensa internacional. Los llamados ‘vaticanleaks’, la filtración de documentos secretos del sumo pontífice católico, no dejan de hacer revelaciones a diario que evidencian una puja de poderes en la cúpula de la Iglesia y que hasta ahora han cobrado la detención del exmayordomo de Benedicto XVI, Paolo Gabriele, acusado de ser uno de los responsables de entregar información a periodistas.

Mientras las filtraciones siguen dando de qué hablar y las intrigas aumentan, la Santa Sede se involucra en otra polémica por cuenta de una monja estadounidense que reivindicó en un libro acciones como la masturbación, el matrimonio homosexual y los matrimonios posteriores al divorcio.

Su nombre es Margaret Farley y pertenece a la congregación de las llamadas Hermanas de la Misericordia. Se formó como teóloga en la Yale Divinity School y se enfocó en el estudio de la ética, en la cual es una autoridad dentro de Estados Unidos. Sin embargo, el Vaticano, a través de un comunicado avalado por el papa Benedicto XVI no lo considera de este modo y lanza críticas contra su nombre, al tiempo que otras voces se levantan para oponerse a la censura pontificia.

El pecado de Sor Farley consistió en escribir un libro titulado Justo amor. La estructura de la ética sexual de los cristianos. El texto reflexiona acerca de la masturbación, que sirve “a las mujeres para descubrir su propia capacidad para el placer, algo que algunas no han descubierto y ni siquiera conocido en sus relaciones sexuales ordinarias con sus maridos o amantes” y que “generalmente no implica ningún problema de carácter moral”. Frente a la homosexualidad, la religiosa asegura que es una condición respetable y que la posibilidad de casarse con una persona del mismo sexo debe partir de una decisión personal.

La Congregación para la Doctrina de la Fe expresó en una nota que los escritos de Margaret Farley “no están en conformidad con la doctrina de la Iglesia” y presentan “errores doctrinales cuya publicación ha sido causa de confusión entre los fieles”. La Santa Sede no contempla el matrimonio homosexual como una opción, ni que una pareja se pueda divorciar después de estar unida por las leyes de Dios, algo que para la hermana de la Misericordia es aceptable por los cambios abruptos que presenta la sociedad moderna.

Frente a la masturbación, la Iglesia católica asegura que es “un acto intrínseca y gravemente desordenado” y que “el uso deliberado de la facultad sexual fuera de las relaciones conyugales normales contradice su finalidad, sea cual fuere el motivo que lo determine”.

Del lado de Sor Farley está el Consejo Nacional de la Conferencia de Líderes de Mujeres Religiosas, que representa a unas 57.000 monjas. La colectividad criticó la condena de la Santa Sede por carecer de fundamento. Mientras esto ocurre, las ventas del libro de Farley crecen como espuma: en la última semana pasó del puesto 96 al 16 en la lista de más vendidos por el portal Amazon.com, en la categoría de teología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *