Marcha de cristianos coptos termina con 23 muertos y 174 heridos

VIOLENCIA RELIGIOSA EN EGIPTO

Marcha de cristianos coptos termina con 23 muertos y 174 heridos

El Cairo – Egipto, domingo 9 de octubre de 2011.- Veintitrés personas murieron y 174 resultaron heridas, hoy, en esta ciudad, en unos enfrentamientos durante una manifestación de cristianos coptos que protestaban por el incendio de una iglesia.

Las autoridades decidieron decretar este domingo un toque de queda durante la madrugada en el centro de la capital, anunció la televisión pública de un Egipto convulsionado por tensiones interconfesionales.

Uno de los manifestantes muertos, que fue vistos por un periodista, tenía la cara tan deformada que era irreconocible. En el hospital copto donde fueron ingresadas las víctimas, las familias gritaban de cólera.

«Un vehículo del ejército arrolló a cinco manifestantes», dijo el padre Daud, un sacerdote copto.

En algunos de los cadáveres se veían heridas de bala.

El toque de queda fue instaurado de dos a siete, en el sector de Maspero y hasta la plaza Abasiya.

Los enfrentamientos comenzaron en Maspero, ante la sede de la televisión pública, en el centro de la ciudad. La plaza Abasiya, más al este, se encuentra cerca de la principal catedral copta de El Cairo.

Los coptos (entre el 6 y el 10% de la población egipcia) protestaban por el incendio de una iglesia en la provincia de Asuán, en el Alto Egipto (sur).

Las razones por las que lo que comenzó como una marcha pacífica de miles de coptos del barrio de Shobra hacia Maspero siguen siendo confusas.

La televisión pública indicó que los manifestantes lanzaron piedras contra las fuerzas del orden y, citando a testigos, aseguró que los coptos estaban armados.

Pero en las redes sociales como Twitter, muchos hablan de la participación de provocadores que fueron a perturbar la manifestación. Muchos acusaban también a la prensa oficial de mantener un discurso hostil a la minoría cristiana.

En la marcha de Shobra a Maspero, los manifestantes gritaron «abajo el mariscal», refiriéndose a Husein Tantaui, que dirige el país desde que el presidente Hosni Mubarak dimitió en febrero por presión de un movimiento popular.

Los manifestantes recibieron pedradas por un momento, constató un reportero de la AFP.

El primer ministro Esam Sharaf reaccionó llamando a cristianos y musulmanes a no ceder a los «llamados a la sedición».

«Lo que ocurre no son enfrentamientos entre musulmanes y cristianos, son tentativas de provocar el caos y la sedición», dijo en su página oficial de Facebook.

Los coptos se consideran discriminados en una sociedad en su gran mayoría musulmana, y sufrieron varios atentados en los últimos meses, entre ellos uno perpetrado el día de Año Nuevo contra una iglesia de Alejandría, donde murieron 23 personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *