Malvinas/AMIA-FACCMA. La comunidad judía rindió homenaje a los ex combatientes judíos de la Guerra de Malvinas

Malvinas/AMIA-FACCMA. La comunidad judía rindió homenaje a los ex combatientes judíos de la Guerra de Malvinas

19.04.2012 21:14 |

Ver más imágenes»
Los ex combatientes judíos de la Guerra de Malvinas fueron homenajeados este jueves por la AMIA y la Federación Argentina de Centros Comunitarios Macabeos (FACCMA) en un acto realizado en el edificio comunitario con motivo de cumplirse el 30 aniversario de la Guerra de Malvinas.
La ceremonia contó con la presencia de unos 20 ex combatientes judíos, los principales líderes de las instancias centrales de la comunidad judía y los periodistas Hernán Dobry, autor del libro Los Rabinos de Malvinas, y Natasha Niebieskikwiat, periodista del diario Clarín, quien escribió Lágrimas de Hielo, quienes fueron reconocidos por su labor en defensa de los soldados judíos.
En su discurso, el presidente de FACCMA, Waldo Wolff, comparó a los soldados con los macabeos y les propuso que sean los ex combatientes quienes lleven la antorcha, símbolo de la Federación, en las próximas seis competencias que se realizarán en esta temporada.
“Ustedes son macabeos. El movimiento macabeo se origina en tiempos bíblicos cuando se quiso helenizar a los judíos y ellos lucharon por mantener su fe, de ahí se nutre el nombre y la epopeya del movimiento macabeo, que un grupo de jóvenes ante la masacre organizada de la Shoá, donde no se permitía a los judíos hacer deportes en clubes gentiles, no les convenía a esa sociedad presentar al judío victorioso, fuerte y valiente. Estos jóvenes toman la bandera de reivindicación de su judaísmo y se empiezan a llamar macabeos. Lo que les pasó a ustedes es un ejemplo de haber mantenido la identidad judía”, destacó Wolff.
El presidente aclaró que FACCMA “no toma causas que no son propia”, pero aclaró que el tema de los ex combatientes es “propio porque son macabeos”.
“FACCMA como la AMIA venimos a homenajearlos y se tiene la posibilidad de transformar el dolor de ellos en experiencias positivas para las futuras generaciones”, agregó el dirigente.
Además de otorgar este reconocimiento, FACCMA ya organizó para el domingo 6 de mayo un reencuentro de todos los ex combatientes judíos con sus familias en la Sociedad Hebraica Argentina, donde darán una charla para los socios.
Tras las palabras de Wolff se les entregó a los ex combatientes un diploma, un recuerdo y un certificado de que en los bosques del Keren Kayemet LeIsrael en Israel hay un árbol plantado con el nombre de cada uno de ellos.
La entrega de los diplomas y presentes estuvo a cargo de Guillermo Borger, el vicepresidente de la AMIA, José Scaliter, el prosecretario de la AMIA, Tomas Saieg, el vicepresidente de FACCMA Javier Veinberg e Inés Levin, también en representación de la Federación.
Los ex combatientes estuvieron representados por Claudio Szpin, quien en su discurso subrayó: “Lo primero que queríamos los ex combatientes y, por eso venimos a la comunidad, era recibir un gran abrazo de la comunidad”.
“Después de 30 años estamos en este edificio que fue destruido por quienes tienen el mismo odio y discriminación que sufrimos en Malvinas. Estamos en este acto para celebrar la vida. Fuimos a las Malvinas a dar lo mejor que uno tiene que es la vida por este país, que tiene en su seno señores que manifiestan su odio y segregan”, lamentó el ex soldado.
En su mensaje Szpin comentó que unos 1500 ex combatientes fallecieron en estos 30 años, de los cuales 800 se suicidaron.
“Desgraciadamente pasaron 30 años para el reconocimiento moral que se le pedía a la comunidad que empezamos a tener los ex combatientes judíos que defendieron a la patria”, agregó.
Luego Szpin pidió a las autoridades de la AMIA que habiliten “un programa de ayuda psicológica para los ex combatientes y que los ex combatientes sean nombrados socios honorarios”, mientras que a la DAIA se le solicitó representación legal para las distintas causas que se iniciaron por discriminación durante la guerra de Malvinas.
En el discurso de cierre, el presidente de la AMIA, Guillermo Borger, simplemente les dijo a los soldados “bienvenidos a casa”. “Tardaron 30 años para este encuentro y venimos de celebrar Pesaj la fiesta de la libertad y recuerdo que los judíos saliendo de Egipto demoraron 40 años, estos 30 años merecen este abrazo”, expresó el dirigente.
El acto, que coincidió con la conmemoración de Iom Hashoá, contó con la presencia de los presidentes de la DAIA, Aldo Donzis, de la Organización Sionista Argentina, Manuel Junowicz, y del KKL en la Argentina, Adolfo Filarent. Además participaron el subdirector de CUJA, Adrián Teper, el tesorero de la AMIA, Bernardo Zugman, el miembro de comisión directiva Pedro Buki y el dirigente comunitario Pablo Reisman.
En la ceremonia también participaron tres de los rabinos que asistieron a los soldados durante la guerra, Tzví Grunblatt, Natan Grunblatt y Baruj Plavnick. Además estuvieron familiares de las víctimas del atentado a la AMIA y representantes de Madres de Plaza de Mayo.
El acto fue conducido por Ana Weinstein, titular del Vaad Hakehilot.
Se estima que unos 200 soldados judíos estuvieron en el Atlántico Sur, pero 30 participaron en la Guerra.
En declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN), el prosecretario de la AMIA, Tomas Saieg, destacó que el reconocimiento otorgado a este grupo ex combatientes judíos de la Guerra de Malvinas tiene “varios significados porque por un lado reconoce no solamente los judíos pelean por Israel sino que pelearon por la Argentina”. “Pero además es un reconocimiento a esos soldados judíos argentino que fueron víctimas de discriminación y eso es algo que no tiene que volver a pasar”, agregó.
El dirigente comentó que la decisión de otorgarles un reconocimiento a estos ex soldados surgió después de una charla con el periodista Hernán Dobry, autor del libro “Los Rabinos de Malvinas”.
“Hernán nos dijo de que estaba en contacto con estos muchachos ex combatientes y que quizás se les podía hacer un reconocimiento desde la comunidad judía dado que se cumplen 30 años de la guerra, era un buen momento hacer un reconocimiento desde la comunidad a estos valientes ex combatiente”, contó Saieg.
Lo cierto es que la propuesta fue aprobada por la dirigencia de la AMIA y en una reunión con el presidente de FACCMA, Waldo Wolff, se trató la propuesta y el titular de la Federación dijo que “le encantaría poder participar en esta linda propuesta”. “Se dio que lo hicimos juntos, lo que es un hecho inédito porque son pocas las actividades que las instituciones centrales hacen en forma conjunta”, comentó el prosecretario de la AMIA.
Respecto de cómo continuará la relación de la institución comunitaria con los ex combatientes, Saieg garantizó que “la AMIA tiene vínculos con todos los judíos y seguro con cualquier judío que este en una situación de necesidad estará apoyando y sosteniendo a ese judío”.
En este acto también se reconocerá la labor de Hernán Dobry por el libro Los Rabinos de Malvinas, como así también lo realizado por Natasha Niebieskikwiat, periodista del diario Clarín, por el libro Lágrimas de Hielo, que tiene un capítulo dedicado a los ex combatientes judíos que estuvieron en Malvinas. “El reconocimiento a ellos dos de parte de la AMIA y del Departamento de Prensa dado que tenemos una relación con ellos desde hace tiempo”, agregó Saieg.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *