Maestros Espirituales – Mahatma Gandhi

Mohandas Karanchad conocido como Mahatma Ghandi nació en Bombay en 1869. En 1919 Ghandi emprendió una cruzada contra la soberanía británica por medio de la no cooperación y el boicot al comercio inglés. Fue condenado a prisión 17 veces y con 15 ayunos voluntarios, pero nunca doblegó su inquebrantable voluntad y su tenaz lucha por lograr su anhelado sueño: la independencia de India.

El principio de la no-violencia impregnó toda la vida de Ghandi, así como su acción cívica y enseñanza espiritual. Desde la inconmovible firmeza de su conducta y su moral, Ghandi fundamentó el ser vegetariano con una simple sentencia, como un deber moral: «el no vivir por la muerte de nuestros amigos los animales».
Al hablar sobre sus razones para sostener un vegetarianismo que heredó por cultura, pero que adoptó por convicción, Ghandi ha dicho: «Los vegetarianos tenían el hábito de hablar nada más que sobre la alimentación y las enfermedades. Yo considero que esa es la peor manera de ocuparse de este asunto…
También veo que aquellas personas que se vuelven vegetarianas porque están padeciendo alguna enfermedad o algo parecido -es decir, solamente desde el punto de vista de la salud-, son las que se retiran en mayor medida.

Descubrí que para permanecer firme en el vegetarianismo, un hombre requiere una base moral… Me di cuenta que una base egoísta no serviría para conducir a un hombre hacia lo más alto en los caminos de la evolución. Lo que se requería era un propósito altruista.»

Ghandi mismo llegó a pensar en algún momento que la carne da fortaleza a las personas que la comen. Pero el tiempo y el respeto a sus tradiciones lo hizo recapacitar, y dejar este mensaje para aquellos que queremos un mundo menos violento: «Un vegetariano se hace de un material más fuerte. ¿Por qué? Porque es para la edificación del espíritu y no del cuerpo. El hombre es más que carne. El espíritu del hombre es lo que nos interesa.

Para Gandhi los vegetarianos deberían tener esa base moral, porque un hombre no nació como un animal carnívoro, sino que nació para vivir de las frutas y las hierbas que la tierra produce.»
Ghandi, el padre de la independencia hindú, fue filósofo, político y místico, y a pesar de ser asesinado en 1947, fue y sigue siendo reverenciado por millones de hindúes y por la humanidad entera, bajo el nombre de Mahatma, que significa gran alma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *