MACHOS DETECTAN CANIBALISMO SEXUAL DE VIUDAS NEGRAS

La araña viuda negra tiene bien ganado su nombre: comerse a su pareja después de copular. Pero ahora se sabe que los machos pueden intuir cuando la hembra tiene algo más que el apetito sexual.

En la Universidad del Estado de Arizona, el investigador James Chadwick Johnson alimentó a varias de estas viudas con grillos sostenidos con forceps, uno por semana, para que se saciaran. A otro grupo de ellas las dejó sin alimento.

Después, varios machos fueron colocados en diferentes telas de arañas, algunas limpias, es decir sin restos de presa ingerida, e incluso con las arañas intercambiadas. Ellos pudieron detectar a las hembras saciadas, con quienes aplicaron su ritual de cortejo de manera más activa, hasta una hora, aunque después de la cópula se retiraban lo más rápido posible.

El estudio, publicado en Animal Behaviour, concluyó que el canibalismo sexual ofrece un modelo en que la comunicación química entre depredadores y presas tiene emplicaciones en las preferencias de cortejo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *