LUEGO DE LAS CONSECUENCIAS DOLOROSAS DE LA INUNDACION EN TARTAGAL, AHORA DE LO QUE SE TRATA ES SALIR FORTALECIDOS CON MADURACION SOCIAL.

 PLANES DE RECONSTRUCCION CON PARTICIPACION Y CONTROL POPULAR.

· APOYAR LOS PLANES DE REDISTRIBUCION DE LA RIQUEZA, PRIORIZANDO LAS MAYORES NECESIDADES.

· RECUPERAR LAS RIQUEZAS NATURALES:  PETROLEO, GAS, MADERAS, CULTIVOS, GANADERIA ,PRIORIZANDO EL CONSUMO  Y BIENESTAR DE LA POBLACION.

Tartagal ha salido adelante los primeros días luego de la inundación, con la solidaridad humana más profunda de la propia gente del lugar, del país todo y con el compromiso asumido  por parte del gobierno nacional.
Las inundaciones con alud en la ciudad de Tartagal son consecuencia nuevamente de los crímenes del sistema capitalista. que con la finalidad del lucro, rapiña, la ganancia de las grandes empresas petroleras, madereras que hicieron devastaciones no solo en Tartagal sino en toda esta región, produjeron daños y desequilibrios ambientales inmensos, además de la explotación a los obreros y empleados durante décadas y afectando la calidad de vida de la población.
A esto se sumó también la tala de bosques para extender las fronteras agropecuarias sojeras,  expulsión de poblaciones originarias, con todas las consecuencias que esto significó de desarraigo, enfermedades, desnutrición, y que aunque esas talas no fueron exactamente en la cuenca alta del río Tartagal, porque allí no son terrenos aptos para estos cultivos, si afectó a las condiciones climáticas y regímenes de lluvias.
Se concentró en Tartagal  todo!: el inmenso daño y la solidaridad  más profunda, en acciones de emergencia, de alimentos, ropas, carpas, asistencia médica y junto con esto, en medio del dolor de haber perdido casi todo, de la gran conmoción que significa un desastre así,  está la reflexión de la gente, que también la manifestó la Presidenta ” Por qué tanta pobreza en una región tan rica”, “por qué la pobreza estructural” que duele hasta los huesos y es producto de la desigualdad social y la distribución tan injusta de los recursos ! La pobreza es estructural.
Esto está instalado profundamente, pero ya viene desde las épocas en que fue privatizada YPF  y se entregó y desestructuró el país; a partir de allí murieron ciudades como Gral. Mosconi, Campo Durán y el propio Tartagal entró a padecer desocupación, éxodo y también a rodearse de barrios de extrema pobreza de sectores aborígenes que fueron expulsados de las tierras destinadas al cultivo de soja y talas de bosques.
Sin embargo, siguieron operando empresas extranjeras en el cateo y extracción de petróleo y gas (dejando pozos abandonados, tuberías y hasta explosivos abandonados, que fueron encontrados ahora), haciendo caminos y picadas, dañando, erosionando las laderas de los cerros, deforestando (también las empresas madereras y constructoras) y todo en forma indiscriminada y sin reparar los daños, creando así condiciones de gran desequilibrio en la naturaleza, produciendo derrumbes, erosiones, más aún tratándose de formaciones geológicamente frágiles, no muy consolidadas, y todo esto confluyó para que en los momentos de las lluvias, relativamente intensas, se produjeran aludes de agua, vegetación, árboles (algunos talados, aserrados, abandonados también por las empresas madereras) que irrumpieron aguas abajo, primero arrasando con el puente ferroviario de 55 m de longitud y luego encajonándose en obras más recientes de revestimiento y achique en proximidades del puente carretero -que también habrá que sacar conclusiones de cómo no se estudian más amplia e interdisciplinariamente las obras y sólo se piensa en ” costos- beneficios” espurios y de grandes negociados de empresas y corruptos funcionarios.
Solo este breve análisis, demuestra que lo de Tartagal está en todo el país y quizás eso quiso expresar Cristina cuando dijo ” hay muchos Tartagales en el país”; nosotros creemos que sí, incluso son cosas que hay que corregir y hasta extirpar de este propio gobierno, que lo sentimos nuestro, popular y progresista, al cual apoyamos, pero también llamamos a limpiar, tanto nacionalmente como en las provincias.
La salud de la población está relativamente bien contenida y muy bien atendida, tanto por el Hospital de Tartagal y las brigadas de médicos que llegaron de varias provincias (Tucumán, Catamarca, San Luis,  Córdoba y Buenos Aires), llegó ayuda alimentaria, colchones y ropas de todo el país; las Madres de Plaza de Mayo ya concertaron la construcción de 50 viviendas premoldeadas “in situ” y un centro de salud, el IPV ya está trabajando en los preparativos para las 500 viviendas comprometidas por la Presidenta y también se espera concretar la construcción de una nueva red de agua,  desagües cloacales y planta de tratamiento, que todo esto ya estaba en estado de derrumbe calamitoso en manos de la empresa privatizada desde  las épocas de la globalización de Menem y Romero, y con contratos de concesión que les permitía  cobrar y no cumplir con nada.
Todo esto habla de las desigualdades, negociados empresariales y gubernamentales y de las reestructuraciones necesarias por hacer en el Estado, en la función de los dirigentes y el rol de los organismos sociales, sindicales y populares. Que la reconstrucción de Tartagal de una manera u otra se puede tomar como centro de intervención y compromiso de la sociedad toda.
Cuando hablamos que lo de Tartagal pone en evidencia todo, que se destapó la olla, de los años de :globalización/entrega/desestructuración/negociados/riqueza de recursos y pobreza estructural en la distribución, es porque la gente está razonando así. Cuando en medio de la inundación puteaban a los funcionarios inoperantes o corruptos y saludaban con cariño y apoyo a Cristina, es porque esto se va a continuar ya en un proceso de reflexión y maduración organizativa y social.
También en todo esto está presente la cuestión  que tenemos pendiente con los “empresarios del campo”, que estos de la Sociedad Rural y grandes productores, terratenientes y arrendatarios nada dicen sobre Tartagal, que ni se les pasa por la cabeza, pero la gente de Tartagal sí dice “ellos deberían venir a ver esto”, “esto sí es desigualdad con lo que ellos reclaman”. Este país es el que tenemos que tener presente cuando decimos ” redistribuir la riqueza”  y no es que aquí “se descubre la pobreza”, aquí se pone de manifiesto que tenemos un país inmensamente rico en recursos que sabremos hacerlos patrimonio de todos y particularmente de los más prioritariamente necesitados, y  tenemos la inmensa capacidad humana que se vio en este Tartagal que está en todo el país para salir de estas crisis fortalecidos en la organización social de refundar el país.
Cte Regional Salta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *