Los tiburones toro del Aquàrium de Barcelona – Redacción

Se ofrece la posibilidad de la utilización, cual deporte de aventura, de sumergirse y dormir con los tiburones.

Entre los animales cautivos en el Aquàrium de Barcelona destacan dos ejemplares de tiburón toro (Carcharias taurus), especie protegida en Australia, Estados Unidos y Sudáfrica. Su compleja cópula, tiempo de gestación y bajo índice de natalidad provocan que la subsistencia de estos animales peligre. Hoy en día son 100 millones los tiburones pescados, la mayoría de ellos “por error” al utilizar artes de pesca no selectivas. Otra causa de mortandad es el denominado finning, cruel práctica que consiste en pescar a los tiburones con palangres y cortarles las aletas para luego tirarlos al agua sin ninguna posibilidad de sobrevivir.

Para ser trasladados al oceanario, estos animales tuvieron que soportar un viaje de 87 horas organizado en tres fases: la primera, en avión desde Porth Elisabeth hasta Johannesburgo; la segunda, también en vuelo directo desde Johannesburgo a Maastrich (Holanda) y, finalmente, en un camión especial hasta Barcelona.

La empresa aseguró en una nota de prensa difundida a los medios de comunicación y publicada en su página web que “la presencia de estos ejemplares permitirá conocer mejor esta desconocida especie y será beneficiosa en los estudios internacionales sobre elasmobranquios integrados en los programas de investigación biológica de la EUAC (European Union of Aquarium Curators), y también en los estudios sobre comportamiento y metabolismo realizados por el departamento de biología del Aquàrium en colaboración con veterinarios de la Universidad de Barcelona”. Sin embargo, no se ofrece más información acerca de estas investigaciones, y los escualos han entrado a formar parte de la actividad “Inmersión con tiburones”, que permite que hasta cuatro personas a la vez se sumerjan con ellos, invadiendo su medio e impidiéndoles el descanso. Los niños también pueden pasar la noche junto a estos animales, con sacos de dormir y linternas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *