LOS SAN O BOSQUIMANOS

Un pueblo nómada en peligro de extinción que ve cómo se desintegra su forma de vida

Ubicación: el desierto de Kalahari de Botswana y Namibia. Población total: 55.000 aprox. (25.000 en Namibia, 25.000 en Botswana y 1.000 en Angola) Lengua: khoisan (lengua click)

 

Los sans o bosquimanos están integrados por un conjunto de pueblos nómadas que viven principalmente en el desierto del Kalahari (Botswana y Namibia). Además de bosquimanos (nombre dado por los colonizadores blancos) y san (en lengua khoikhoi), también son conocidos como basarwas (en tswana) y como RAD o “habitantes de zonas remotas” (denominación gubernamental). Hoy en día se les denomina khoisan, debido a su lengua común.

 

Esta lengua tiene unas característica muy especiales y se engloba dentro de las lenguas “cliks”. Consiste en sonidos ininteligibles producidos por el chasquido o click de la lengua en diferentes posiciones. Esta forma de comunicación posee además, diferentes dialectos que varían según la zona.

 

Las mujeres sobre todo, almacenan grasa en sus nalgas para soportar la escasez en invierno

También es una característica importante la adaptación física de este pueblo al medio que los rodea: son personas de baja estatura que poseen grandes párpados para protegerse de la luz; carecen de vello (excepto en la cabeza) y su piel arrugada refleja el calor en mayor proporción que otros pueblos sometidos a las altas temperaturas, en cambio para soportar el invierno conservan el calor en venas y arterias (como los aborígenes de Australia y los lapones) e inclusive almacenan gran cantidad de grasa (sobre todo en nalgas) para las épocas de escasez de alimentos.  

 

Tradicionalmente el pueblo bosquimano ha sido caza-recolector, lo que implica que las tareas están perfectamente repartidas. Las mujeres se ocupan de la recolección (plantas, bulbos, semillas, frutos, larvas, huevos…) y los hombres se dedican a cazar, con arcos y flechas envenenadas con sustancias naturales, además de extraer la poca agua que les ofrece el desierto. Las presas de caza, como los antílopes, aportan al grupo un complemento alimenticio (tanto la carne como la sangre), pero también gran cantidad de recursos. Así, la piel curtida se destina para el vestido, los huesos para elaborar armas, etc.

 

La estructura social de los san se basa en grupos integrados por unas 10 familias. Cada grupo posee un territorio para autoabastecerse, (unos 700 km2) por el que desplaza la totalidad del poblado en función de la abundancia de alimentos. Dado que todo se comparte comunitariamente, cuando los alimentos escasean las familias que integran el grupo se separan para aumentar las posibilidades de supervivencia. Aún así, los límites territoriales que tiene asignado cada grupo son escrupulosamente respetados.

 

Muchas de las características sociales de los san son fruto del nomadismo. La ayuda y confianza mutua es fundamental, ya que todos dependen de todos. Asimismo, el cuidado de ancianos y enfermos es tarea común, y a veces, en períodos de escasez, se sacrifica a los recién nacidos que no tienen posibilidades de sobrevivir en los duros desplazamientos.

 

Cada grupo de familias san es liderado por un jefe, generalmente relacionado por complejos lazos de parentesco con los líderes de otros grupos. Por esta razón, y debido a que los jóvenes no pueden casarse con parientes ni con individuos del mismo nombre de su padre/hermano (para las muchachas) o madre/hermana (los muchachos); los matrimonios se conciertan con integrantes de grupos que viven a grandes distancias. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *