Los Niños de Dios

EN ARGENTINA:
“OPERACIÓN NIÑOS DE DIOS”
(Fragmentos)

“(de las pericas médicas realizadas)…es dable destacar las crueles y atroces vejaciones comprobadas”.

Juez Marquevich- Res. Prisión preventiva-

La noche del jueves 9 de septiembre de 1993, el Juez Federal de San Isidro, Roberto Marquevich, dictó la prisión preventiva para los detenidos de la operación “Niños de Dios”.
Los peritajes efectuados por los médicos forenses, no dejan lugar a dudas: Se prueba en primera instancia y entre otros delitos, la corrupción de menores.
El dictamen menciona que, de las pericias médicas realizadas a los menores alojados en distintos institutos del Consejo del Menor y la Familia, “es dable destacar las crueles y atroces vejaciones comprobadas”:

“La decisión del juez se basó en los estudios realizados a nueve menores de entre 9 y 17 años, en quienes se comprobó distintos daños físicos (…).

“También las pericias realizadas por el Cuerpo Médico Forense y citadas en la resolución señalan que se hallaron ´himen con desgarro de larga data` en chicas de 9, 10, 11, 16 y 17 años, así como ´himen desflorado´ y ´escoriaciones´ “

La resolución de procesamiento y prisión preventiva para los detenidos, contempla que además de ´corrupción de menores´, resultan ´primae facie´ responsables de los siguientes delitos:

“…reducción de personas a servidumbre; privación ilegítima de libertad agravada por fines religiosos; retención y ocultamiento de una persona en contra de su voluntad, agravada por la condición de mujer y menor, de la víctima; y participación de una organización que promueve la discriminación racial y religiosa, todas en concurso legal”

De esta manera salía a la luz un proceso que venía gestándose cautelosa y silenciosamente, desde hacía casi tres años atrás y, sin duda, una de las mejores investigaciones realizadas hasta el momento sobre los Niños de Dios/La familia.”
«Cierto día y en forma espontánea, se presenta en el Juzgado de Mercedes una de los ´voceros´ de los Niños de Dios/La Familia, la canadiense Susana Clara Borowik, para averiguar sobre la causa que se estaba desarrollando.
Según reseñara meses más tarde un medio periodístico, esta infiltración informativa confirmaba al Tribunal la capacidad del movimiento para penetrar en ciertas áreas claves, ya que, interrogada la vocero de cómo se había enterado de que allí se estaba llevando a cabo una investigación, ésta habría dicho que esa información se la había proporcionado UN FUNCIONARIO DEL MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES Y CULTO.

A un mismo tiempo, el personal afectado a la investigación habría sido objeto de presiones por parte de colegas para no continuar con el trabajo; llegan informaciones de que el grupo contaría con el asesoramiento a lo menos de un ex juez…»

LA FAMILIA, la verdadera historia de LOS NIÑOS DE DIOS
Licenciado José María Baamonde
Planeta, 1993.

A raíz de las reacciones adversas por parte de la sociedad, Moisés David hizo una serie de recomendaciones en las que se refiere a dónde debe ser dirigido el ´objetivo´ de la testificación y la ´selección de candidatos´, con el fin de infiltrar los estratos políticos y sociales:

“Son los hombres entre los treinta y los sesenta años a los que estAmos atrayendo con el Ministerio de la Pececita Coqueta (Flirty Fishing) en los clubes nocturnos de más categoría. Los hombres mayores, profesionales e influyentes. No es a los jóvenes adolescentes que ya están corrompidos.
“Nuestro propósito es el club nocturno, y nuestra mayor prioridad, no es alcanzar a los peones, hippies, extraños barbudos, adolescentes y demás. Aquí estamos llegando a los pilares de la ciudad, los líderes, los hombres importantes que tienen influencia y que son esenciales para nuestra permanencia (…). Tal vez no consigamos que todos sean salvos, pero por lo menos podemos convertirlos en amigos, y si no conseguimos nada más, al menos lograremos que nos toleren, esto es sumamente importante para nuestra seguridad y permanencia aquí.

“Aquí estamos alcanzando a los reyes (…). Ahora estoy tratando de convertir al Sisitema (…). Ya no quiero más en este club a chicas a las cuales no les gusten los hombres mayores (…). Yo ya hice mi revolución para adolescentes (…). Pero aquí estoy tras los peces más gordos (…). Nuestra misión principal aquí es tratar de apaciguar por lo menos un poco la ira que el Sistema tiene hacia nosotros y tratar de mantenerlos felices para que nos defiendan (…).

“Donde yo estoy, quiero a las chicas más selectas, que estén dispuestas a obedecer y a activarse cuando castañeteo los dedos y les indico que vayan tras alguien (…). Necesitamos ponernos en contacto con los mandatarios locales, porque somos muy controvertidos y necesitamos su amistad. Está claro eso?”

(…) “realmente vale la pena (el FFing). Captamos a dueños de hoteles, funcionarios del gobierno, jefes de policía…¡los ricos, los poderosos! (…) ¡Dos de los máximos líderes de la mafia!¡Dos jefes de policía, dos funcionarios policiales de la isla. Teníamos gente tan importante.
“¿Cantidad y cantidad de profesionales, policías y funcionarios fueron seducidos! Es por ello que allí, en el lugar en el Puerto, nunca nos molestaron. ¿Nos amaban! Desde el Jefe de Policía, al intendente y todos los que siguen a quienes amamos. Y no harían nada contra nosotros”
(…)

Las preguntas que surgen naturalmente son: ¿Qué ocurría con aquellos funcionarios absorbidos gracias al ministerio del FFing? ¿Podían desprenderse del movimiento sin temores a sufrir algún tipo de presión, extorsión o chantaje?
Según un ex miembro de los Niños de Dios/La Familia, en la Carta Nº 1885, Moisés David negó que ellos hubieran chantajeado a funcionarios aunque admitió que “esa podría haber sido una muy buena idea”. Pero en otra de sus cartas es algo más sincero, hasta sostener que las adeptas que se dedican al FFing buscarían comprometer sexualmente a los funcionarios para luego presionar a favor de La Familia:

“¡Pero también, de alguna manera los funcionarios del gobierno tienen que defendernos para defenderse ellos mismos por temor a ser expuestos! Una vez hecho, hecho está, y no pueden acusarnos, cuando ellos estuvieron envueltos.

“¡Nuestras chicas (FFers) son nuestros ´lobbies´más poderosos! Literalmente, ellas presionan por la Familia a los funcionarios del gobierno y a los hombres influyentes”
¿EN QUÉ CONSISTE EL MINISTERIO DE LA PECECITA COQUETA?

Es sencillo y terrible a la vez: toda mujer que se integra al movimiento, soltera o casada, debe estar dispuesta a prostituirse a fin de conseguir nuevos adeptos para el movimiento.

Lic. José María Baamonde

LA FAMILIA, la verdadera historia de LOS NIÑOS DE DIOS
Licenciado José María Baamonde
Planeta, 1993.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *