Los límites del crecimiento tras el cenit del petróleo

En los años setenta, el interés se centraba en el crecimiento demográfico mundial y la limitación de los recursos disponibles para sostenerlo. La cuestión perdió actualidad, pero es hora de volver a pensar en ella.

LADI KIRN/ALAMY/American Scientist

Inicio artículo

En los últimos decenios se han debatido ampliamente los efectos de la actividad humana en el medio, sobre todo en el cambio climático y la biodiversidad, pero se ha prestado mucha menos atención a los recursos básicos que necesitamos. El agotamiento de los recursos y el crecimiento de la población siguen progresando, aunque no les hagamos caso. Entre estos problemas, uno apremia más que los demás: la producción mundial de petróleo parece haber dejado ya atrás su máximo. Se habría cumplido la predicción de que se estaba cerca de un «pico», o un «cenit», petrolífero, tras el que vendría un decrecimiento continuo del número anual de barriles extraídos. Además, se nos están echando encima otras dificultades ligadas a los recursos y la economía, hasta el punto de que Richard Heinberg habla de «cenit de todo». En nuestra opinión, estos asuntos quedaron bien establecidos, y con precisión suficiente, por una serie de científicos a mediados del siglo pasado: la realidad demuestra el acierto de la mayoría de sus ideas. Muchas de ellas se exponían con detalle en un libro de referencia: The Limits to Growth [Los límites del crecimiento], publicado en 1972.
En los años sesenta y setenta, cuando preparábamos nuestro doctorado, tanto los planes de estudio como nuestras reflexiones acusaban una fuerte influencia de los ecólogos y científicos de la computación que, con claridad y elocuencia, advertían del conflicto, cada vez mayor, entre una población en ascenso cuyas necesidades materiales no cesaban de aumentar y los limitados recursos del planeta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *