Los Diez Días de la Teshuvá (Arrepentimiento)

Los Diez Días de la Teshuvá
Los días comprendidos entre Rosh Hashaná y el Día del Perdón son llamados los aséret iemé teshuvá (los diez días de arrepentimiento). Por Rav Iehuda Levi.
En estos días donde está todavía fresco en nuestro recuerdo el espíritu de Rosh Hashaná, debemos continuar lo iniciado en ese día, ya que para la mayoría de las personas el Juicio Divino continua hasta Iom Kipur, como dijeron Nuestros Sabios en el Talmud:
«El veredicto de las personas intermedias queda pendiente desde Rosh Hashaná hasta Iom Hakipurim; si tuvieron mérito son firmados para la vida, pero si no tuvieron mérito son firmados para la muerte» (Rosh Hashaná 16b).

Antes de la Purificación

Como su nombre lo indica, los aséret iemé teshuvá son días especiales para arrepentirse por las malas acciones, y todas las personas están obligadas a arrepentirse en este tiempo, antes del gran día: el Día del Perdón.

Refiriéndose a Iom Kipur, la Torá comenta: «Pues en este día (D’os) expiará por ustedes, para purificarlos de todos vuestros pecados; delante de D’os purifíquense» (Vaikrá -Levítico- 16:30).

Llama la atención el extraño lenguaje que utilizó la Torá. En primer lugar, ¿qué significa «delante de D’os purifíquense»? Evidentemente quien se purifique lo hará delante de D’os! Además, después de que el versículo expresó que en el día de Iom Kipur D’os expiará por nosotros purificándonos de todos nuestros pecados, ¿por qué repite el versículo que debemos purificarnos delante de D’os?

También en las palabras del profeta Ieshaiahu encontramos un lenguaje singular cuando habla de la búsqueda del camino del arrepentimiento, ya que en su libro el profeta escribió: «Busquen a D’os cuando Él se encuentra; llámenlo cuando esté cerca» (Ieshaiahu -Isaías- 55:6). Aquí tampoco está clara la intención del profeta. ¿Es que acaso D’os está disponible en algún momento en especial? ¿Hay momentos en los que está cerca y otros en los cuales se aleja?

Respecto del pasuk (versículo) del libro del profeta Ieshaiahu que recién recordamos, el Talmud (Rosh Hashaná 18a) ya se había cuestionado hace más de 1500 años sobre su verdadero entendimiento, llegando a la conclusión de que el versículo se refiere a los diez días comprendidos entre Rosh Hashaná y el Día del Perdón.

La intención del profeta sería enseñarnos que principalmente debemos intentar arrepentirnos en los diez días del arrepentimiento, pues esos días poseen la particularidad de que en ellos D’os se encuentra cercano a nosotros, más cercano que el resto del año, incluso más cercano a nosotros que en el mes de Elul, y por eso el profeta Ieshaiahu dijo: «Busquen a D’os cuando Él se encuentra; llámenlo cuando esté cerca».

Siguiendo este camino podemos entender también el significado de las palabras del primer pasuk que recordamos, perteneciente al libro de Vaikrá: «Pues en este día (D’os) expiará por ustedes, para purificarlos de todos vuestros pecados; delante de D’os purifíquense». ¿Qué significa que debemos purificarnos delante de D’os? Antes del día de Iom Kipur.

Mediante este versículo, la Torá nos vino a enseñar que para que en el día de Iom Kipur D’os expíe por nosotros y nos purifique, primero debemos nosotros intentar purificarnos en los días anteriores al día de Iom Kipur: en los diez días de la teshuvá, y por eso la Torá dijo: «delante de D’os purifíquense»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *