Los bosques continúan acumulando carbono

Según las predicciones de los expertos, en un escenario de cambio climático las tasas de crecimiento de los árboles del planeta podrían disminuir, y como consecuencia los bosques fijarían menos CO2, llegando en algunos casos dejar de ser sumideros de carbono.

 

Los bosques de España siguen acumulando CO2

Un estudio liderado por el Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF, Barcelona) ha evaluado el estado actual de los bosques españoles para conocer la tendencia de crecimiento y de fijación de CO2 en los mismos. Sus resultados han mostrado que, de momento, los bosques de nuestro país gozan de buena salud. Según los cálculos de los investigadores, las masas forestales no perturbadas deEspaña acumulan CO2 a un ritmo promedio anual de cinco toneladas por hectárea. Se trata de una cantidad parecida a la del resto de países europeos y compensaría un 15% de las emisiones del Estado.

Los bosques húmedos, más vulnerables

 

Los bosques que acumulan más CO2 se encuentran en Lugo, La Coruña y Gerona

Los bosques que acumulan más CO2 se encuentran en LugoLa Coruña yGerona. Sin embargo, son precisamente estos bosques del norte de España los más vulnerables en un escenario de calentamiento global. «El estudio confirma que los últimos veinte años ya hemos vivido una situación de cambio climático severo, con un aumento de temperatura medio de 1 º C y un descenso de la precipitación de un 6%. Con estas condiciones hemos detectado una reducción significativa de las tasas de crecimiento de nuestros bosques «, alerta Jordi Vayreda, uno de los autores del trabajo.

En este escenario de cambio climático, los bosques húmedos, acostumbrados a vivir sin apenas limitación de agua, son mucho más sensibles a la sequía, según indica Jordi Martínez-Vilalta, investigador del CREAF: «Si el calentamiento va en aumento, como de hecho previsto en los modelos de cambio climático, a medio y largo plazo estos bosques se pueden llegar a convertir en emisores netos de CO2 y tener pérdidas de stocks de carbono importantes».

 

Los bosques son sumideros de CO2

Los datos empleados en el estudio, que se publica en la revista Global Change Biology, se obtuvieron comparando las dos últimas ediciones del Inventario Forestal Español (IFN2, IFN3), que recogen numerosas medidas realizadas entre 1986 y 2008. En total, los científicos analizaron datos de 22.447 parcelas debosque no perturbado en el que se incluían zonas de muy diferentes características geográficas y climáticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *