Los adolescentes con autismo evitan comunicarse por e-mail y redes sociales

A pesar de que los adolescentes con autismo utilizan la televisión, las computadoras y los videojuegos mucho más que sus compañeros sin esta condición, una nueva investigación sugiere que están evitando algunas de las ofertas más populares de la Web.

En el mayor estudio jamás realizado sobre la utilización de pantallas y comunicación, especialistas de la Universidad de Missouri y la Universidad de Washington, en Estados Unidos, aseguraron que los chicos con autismo absorben rápidamente la tecnología que los invita a realizar actividades solitarias, pero huyen de las propuestas interactivas.
Los científicos analizaron datos de más de 1.000 estudiantes de educación especial de entre 13 y 16 años de edad. “Hemos encontrado que el 64% de los adolescentes con trastornos del desarrollo pasa la mayor parte de su tiempo libre viendo televisión y jugando juegos de video y computadora. Estas tasas fueron mucho mayores que entre aquellos con otros tipos de discapacidades”, comunicó Miqueas Mazurek, de la Universidad de Missouri, quien dirigió el estudio publicado en el Diario de Autismo y Trastornos del Desarrollo.
En contraste a lo que sucede con los jóvenes con Trastornos del Espectro Autista (TEA), las personas con discapacidad intelectual resultaron más propensas a utilizar los medios de comunicación social e interactuar con otros.
La tendencia de las personas con autismo a pasar tanto tiempo frente a la pantalla podría ser problemática, dijeron los investigadores, ya que significa que estos adolescentes no se vuelcan a la socialización o el desarrollo de otras habilidades. “Este es un tema importante para los adolescentes con TEA y sus familias. Los estudios han demostrado que el uso excesivo de la televisión y los videojuegos pueden tener efectos negativos a largo plazo”, comentó Mazurek, quien agregó que se necesita más investigación. “Tenemos que buscar la manera de capitalizar las fortalezas y los intereses que estos jóvenes tienen por las pantallas y la tecnología”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *