Logos Espermatikós

Para los estoicos, la razón generadora de todas las cosas, la divinidad que abarca, dirige, da vida y un destino a todas las cosas de la Naturaleza.

        Creyeron que en la realidad, junto con un principio material pasivo, encontramos otro activo, también material pero más sutil y divino, al que dieron el nombre de Pneuma. El Pneuma o Espíritu o Dios impregna la totalidad de las cosas y tiene una de sus manifestaciones más propias en lo que llamaron Logos Espermatikós. El Logos es la razón seminal, la potencia original y creadora de todas las cosas, y la ley que rige el cambio de las cosas, les da racionalidad y las une formando un mundo. El hecho de que todas las cosas estén impregnadas de este logos permite la simpatía o comunicación entre todas las cosas del mundo y la existencia de una armonía profunda en el Universo. Sobre estas creencias los estoicos desarrollaron la idea de la posibilidad de las predicciones, del arte adivinatorio o “Mántica”, y la idea del fatalismo y determinismo estoico: todas las cosas están trabadas unas con otras, todos los acontecimientos están encadenados a partir de la ley eterna e inmutable del Logos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *