Lo que nos van a imponer en breve

El  1ro. De marzo de 2012, la Presidente de la Nación Argentina promovió una reforma  del Código Civil  de origen  Napleónico y su unificación con el Código de Comercio. Esta es  un  resumen  de los aspectos más graves del proyecto en relación a la vida y la familia, tomando las  versiones existentes.

1)      Inicio de la vida: El anteproyecto modificaría la actual redacción del Código Civil estableciendo: “La existencia de la persona humana comienza con la concepción en el cuerpo de la mujer o la implantación en ella del embrión formado mediante técnicas de reproducción humana asistida”. La gravedad de esta reforma estaría dada porque ignora a los embriones concebidos extracorpóreamente y no los reconocería como personas. Ello podría habilitar intentos de legitimación de los atentados contra la vida que se producen en el marco de las técnicas de fecundación artificial extracorpóreas y abusos contra los embriones humanos.  Esto cambia  el criterio de  Velez Sársfield, y no es  ya  la ley  que reconoce  un  hecho natural, sino   que  al ley dice  quien es persona y quien no.

1)      Desaparición del deber de fidelidad en el matrimonio: en el capitulo dell matrimonio y  bajo el título  los deberes de los esposos, desaparecería el deber de fidelidad, en lo que constituiría un paso más en la progresiva  desaparición  de la institución matrimonial. El trabajador debe  fidelidad a la empresa y la empresa al trabajador, eso si  lo tutelan, pero en el mátrimonio no merece el mismo rango

2)      Legalización del alquiler de vientres o maternidad subrogada: en el capítulo dedicado a la filiación, en   las técnicas de fecundación artificial, se legalizaría la “gestación por sustitución”, también conocida como “maternidad subrogada”. Ello constituye una  violación del derecho constitucional del niño a la identidad y una grave cosificación de la mujer.  Los nietos de los desparecidos   tienen derecho a saber quienes  son sus padres sus abuelos, los  nuevos seres humanos, producto de fecundación artificial no.

3)      Legalización de la “homoparentalidad”: el proyecto legalizaría la posibilidad de que los niños tengan dos padres o dos madres, sin restricciones y con manifiesto perjuicio para la identidad de los niños y su interés.

4)      Legalización del llamado “divorcio express”: según el anteproyecto, el divorcio podría ser por petición de dos partes o por simple petición de uno de los cónyuges sin necesidad de invocar causales o esperar plazos y además prohibiendo las cláusulas que pudieran restringir la facultad de solicitarlo.

5)      Desaparición de la culpa en la disolución del vínculo matrimonial: junto con el divorcio “express” antes mencionado, se eliminarían las causales subjetivas de  culpa en la provocación del divorcio y se incorporaría un sistema de compensaciones económicas que tendería a disolver cualquier contenido moral del matrimonio. Por  ello si hay un  conyuge disoluto y otro correcto, eso da igual

”Lo  mismo un burro que  un gran profesor”.

6)      Mantenimiento del supuesto “matrimonio” entre personas del mismo sexo: se mantendría la posibilidad de que dos personas del mismo sexo contraigan “matrimonio”, en continuidad con la ley 26618 del año 2010.

7)      Legalización de la inseminación post-mortem: se admitiría la posibilidad de inseminación post-mortem.

8)      Normas  confusas  en materia de bioética no tutelarían adecuada e integralmente los derechos humanos a la vida de las personas, especialmente los niños por nacer.

9)      Inicio de la vida: El anteproyecto modificaría la actual redacción del Código Civil estableciendo: “La existencia de la persona humana comienza con la concepción en el cuerpo de la mujer o la implantación en ella del embrión formado mediante técnicas de reproducción humana asistida”. La gravedad de esta reforma estaría dada porque ignora a los embriones concebidos extracorpóreamente y no los reconocería como personas. Ello podría habilitar intentos de legitimación de los atentados contra la vida que se producen en el marco de las técnicas de fecundación artificial extracorpóreas y graves abusos contra los embriones humanos.  Esto cambia  el criterio de  Velez Sársfield, y no es u ya  la ley  que reconoce  un  hecho natural, sino   que  al ley dice  quien es persona y quien no

10)   Desaparición del deber de fidelidad en el matrimonio: en el libro dedicado al matrimonio y concretamente a los deberes de los esposos, desaparecería el deber de fidelidad, en lo que constituiría un paso más en el progresivo menoscabo  de la institución matrimonial. El trabajador debe  fidelidad a la empresa y la empresa al trabajador, eso si  lo tutelan, pero en el mátrimonio no merece el mismo rango

11)   Legalización del alquiler de vientres: en el capítulo dedicado a la filiación y en particular en  las técnicas de fecundación artificial, se legalizaría la “gestación por sustitución”, también conocida como “maternidad subrogada”. Ello constituye una manifiesta violación del derecho constitucional del niño a la identidad y una grave cosificación de la mujer.  Los nietos de los desparecidos   tienen derecho a saber quienes  son sus padres sus abuelos, los  nuevos seres humanos, producto de fecundación artificial no.

12)   Legalización de la “homoparentalidad”: el proyecto legalizaría la posibilidad de que los niños tengan dos padres o dos madres, sin restricciones y con manifiesto perjuicio para la identidad de los niños y su interés superior.

13)   Desaparición de la figura de la “separación personal”: en el capítulo dedicado a la finalización del matrimonio, desaparecería la figura de la “separación personal”.

14)   Legalización del llamado “divorcio express”: según el anteproyecto, el divorcio podría ser por petición de dos partes o por simple petición de uno de los cónyuges sin necesidad de invocar causales o esperar plazos y además prohibiendo las cláusulas que pudieran restringir la facultad de solicitarlo.

15)   Desaparición de la atribución de culpa en la disolución del vínculo matrimonial: junto con el divorcio “express” antes mencionado, se eliminarían las causales subjetivas de atribución de culpa en la provocación del divorcio y se incorporaría un complejo sistema de compensaciones económicas que tendería a disolver cualquier contenido moral del matrimonio. Por  ello si hay un  conyuge disoluto y otro correcto, seso es igual” Lo  mismo un burro que  un gran profesor”.

16)   Mantenimiento del supuesto “matrimonio” entre personas del mismo sexo: se mantendría la posibilidad de que dos personas del mismo sexo contraigan “matrimonio”, en continuidad con la ley 26618 del año 2010.

17)   Legalización de la inseminación post-mortem: se admitiría la posibilidad de inseminación post-mortem.

Estas reformas no expresan, al menos en el campo del derecho de las personas y la familia, un consenso de los juristas, como quedó visible en los debates de las XXIII Jornadas Nacionales de Derecho Civil,  Tucumán en 2011.

Dada la gravedad de la materia   para la vida cotidiana de millones de argentinos, instamos a que  se revean estos puntos a fin de dar resguardo adecuado a la dignidad de la vida humana desde el primer momento de su existencia y a la familia.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *