Licopeno

¿Qué es?

El licopeno es una sustancia química que existe en forma natural y que es la responsable del color rojo de las frutas y verduras. Es uno de los tantos pigmentos llamados carotenoides. El licopeno se encuentra en las sandias, los pomelos rosas, los albaricoques (damascos) y las guayabas. Se encuentra en cantidades especialmente elevadas en los tomates y los productos de tomates. En América del Norte, el 85% del licopeno en la dieta proviene de los productos de tomate tales como el jugo o concentrado de tomate. Una taza (240 ml) de jugo de tomate proporciona alrededor de 23 mg de licopeno. El procesar los tomates crudos usando el calor (en la elaboración de jugo de tomate, concentrado de tomate o ketchup por ejemplo), cambia el licopeno a una forma que es más fácil de usar por el cuerpo. El licopeno en los suplementos es tan fácil de usar por el cuerpo como el licopeno que se encuentra en los alimentos.

La gente toma licopeno para prevenir las enfermedades cardiacas, para el “endurecimiento de las arterias” (arterioesclerosis) y para el cáncer de próstata, de mamas, del pulmón, de la vejiga, de los ovarios, del colon y del páncreas. El licopeno también se usa para el tratamiento de la infección con el virus del papilloma humano (VPH), que produce la mayoría de los casos de cáncer uterino. Algunas personas también usan el licopeno para las cataratas y el asma.

¿Qué tan efectivo es?

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

 

Probablemente eficaz para…

  • Prevenir la deficiencia de licopeno.

Posiblemente ineficaz para…

  • Prevenir la diabetes.

Insuficiente evidencia para hacer una determinación para…

  • El cáncer de próstata. Investigaciones preliminares llevadas cabo en los hombres que sufren cambios precancerosos en la próstata muestran que el tomar 4 mg de suplementos de licopeno dos veces al día podría retardar o prevenir la progresión de estos cambios a cáncer de próstata. Los investigadores han también estudiado la dieta y los hábitos de salud de algunos hombres y han encontrado información contradictoria acerca del posible rol del licopeno para prevenir el cáncer de próstata. Algunos de estos estudios muestran que el consumo de licopeno en los alimentos, tales como el de los productos de tomates, es asociado con un menor riesgo de desarrollar cáncer de próstata. Pero otros estudios muestran que no hay ninguna relación entre la ingesta de licopeno en la dieta y el riesgo de cáncer de próstata. Sin embargo, para los hombres con historia familiar de cáncer de próstata, al aumento en la ingesta de licopeno en la dieta parece ofrecer cierta protección contra el cáncer de próstata.
  • El cáncer de mama. Muchos estudios han tratado de determinar si el consumo de más cantidad de licopeno, ya sea en la dieta o en forma de suplementos, podría ayudar a prevenir el cáncer de mamas. Pero no hay acuerdo en los resultados.
  • El cáncer de la vejiga. Los resultados obtenidos hasta el momento sugieren que tanto la cantidad de licopeno en la dieta como los niveles de licopeno en la sangre no afectan el riesgo de sufrir cáncer de la vejiga.
  • El cáncer de los ovarios. Algunas investigaciones muestran que una dieta rica en carotenoides, incluyendo licopeno, parece ayudar a prevenir el cáncer de los ovarios en las mujeres jóvenes (premenopáusicas).
  • El cáncer pancreático. Algunas investigaciones muestran que una dieta rica en licopeno, proviniendo principalmente de los tomates, parece ayudar a bajar el riesgo de desarrollar cáncer pancreático.
  • El cáncer del pulmón. Hay cierta evidencia que el obtener licopeno de los alimentos -12 mg/día o más para los hombres, y 6.5 mg/día o más para las mujeres- baja el riesgo de cáncer al pulmón en los hombres no fumadores de entre 40 a 74 años y en las mujeres no fumadoras de entre 30 a 55 años.
  • El cáncer del colon y del recto. Hasta el momento, las investigaciones muestran que no existe ninguna relación entre el consumo de licopeno en la dieta y el riesgo de desarrollar cáncer del colon o del recto.
  • Manchas blancas precancerosas en la boca (leucoplasia oral). Investigaciones clínicas en desarrollo muestran que el tomar 8 mg/día o 4 mg/día de un suplemento específico de licopeno (LycoRed, Jagconpal Pharmaceutical) mejora en forma significativa la leucoplasia oral.
  • Enfermedades cardiacas. Los resultados de los estudios son variados. Algunas investigaciones muestran que las mujeres con niveles más altos de licopeno en la sangre tienen un menor riesgo de sufrir enfermedades cardiacas. Pero otros estudios no muestran relación entre la ingesta de licopeno y el riesgo de ataque al corazón o ataque cerebral en las mujeres. En los hombres que ya tienen un bajo riesgo de enfermedades cardiacas, el aumentar la ingesta de licopeno en la dieta no parece prevenir los ataques al corazón.
  • Enfermedades de los ojos (maculopatía relacionada con la edad). Hasta el momento, parece que el consumo de licopeno en la dieta no tiene ningún efecto en el desarrollo o la prevención de la maculopatía relacionada con la edad.
  • La infección con el virus papiloma humano (VPH). Las mujeres con niveles más altos de licopeno en la sangre pueden curarse más rápido de las infecciones por VPH.
  • El “endurecimiento de las arterias” (arterioesclerosis).
  • Las cataratas.
  • Otras afecciones.

Se necesita más evidencia para poder aprobar al licopeno para estos usos.

¿Cómo funciona?

El licopeno es un poderoso antioxidante que puede ayudar a proteger a las células para que estas no sufran daño. Por esta razón hay un gran interés en investigar el rol del licopeno, si es que juega uno, en la prevención del cáncer.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?

El licopeno es PROBABLEMENTE SEGURO cuando se toma por vía oral en cantidades apropiadas. Suplementos diarios que contienen 30 mg de licopeno se han usado sin peligro por hasta 8 semanas.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: El licopeno es PROBABLEMENTE SEGURO cuando se toma por vía oral en las cantidades en que se encuentra en los alimentos. Sin embargo, no se tiene suficiente información sobre la seguridad del uso del licopeno durante el embarazo o la lactancia. Si está embarazada o amantando, evite el uso del licopeno en cantidades mayores de las que se encuentra en los alimentos.

Cáncer de próstata: Investigaciones en desarrollo sugieren que el licopeno podría empeorar el cáncer de próstata ya presente. Hasta que no se tenga más información, evite tomar licopeno si ha sido diagnosticado con cáncer de próstata.

¿Existen interacciones con medicamentos?

Volver al comienzo

No se sabe si este producto interactúa con algún medicamento.

Si está tomando medicamentos, converse con su proveedor de atención médica antes de empezar a tomar este producto.

¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?

Volver al comienzo

Betacaroteno
El tomar betacaroteno junto con licopeno podría aumentar la cantidad de licopeno que es absorbida por el cuerpo.

¿Existen interacciones con alimentos?

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?

La dosis apropiada del licopeno depende de muchos factores tales como la edad de la persona, el estado de salud y varias otras condiciones. En este momento no hay suficiente información científica para determinar un rango de dosis apropiado para el uso del licopeno. Tenga en mente que los productos naturales no son siempre necesariamente seguros y las dosis pueden ser importantes. Asegúrese de seguir las instrucciones en las etiquetas de los productos y consulte con su farmacéutico, doctor u otro proveedor de salud médica antes de usarlos.

Otros nombres

All-Trans Lycopene, All-Trans Lycopène, Cis-Lycopène, Lycopène, Lycopenes, Lycopènes, Psi-Psi-Carotene, Psi-Psi-Carotène.

Metodología

Para saber más sobre cómo este artículo fue escrito, refiérase a la metodología de la Base exhaustiva de datos de medicamentos naturales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *