Líbano

El Líbano (en árabe: لبنان Lubnān), oficialmente la República Libanesa (en árabe: الجمهوريّة اللبنانيّة Al-Ŷumhūriya Al-Lubnāniya, en arameo: לבנאנ, en francés, République libanaise), es un país de Oriente Próximo que limita al sur con Israel, al norte y al este con Siria, y está bañado por el mar Mediterráneo al oeste. En las ciudades de Baalbek, Tiro y Biblos existen los templos romanos y santuarios fenicios más antiguos conservados. Posee uno de los IDH más altos de la región, siendo el 7º más alto del Mundo Árabe. Al ser un país influido por muchas culturas, se refleja en la diversidad de la arquitectura y la sociedad. En la capital Beirutexiste la influencia arquitectónica propia de países árabes con grandes mezquitas para la población musulmana, y a la vez de países occidentales con grandes iglesias maronitas u ortodoxas para los cristianos y rascacielos modernos.

Fue parte del Imperio otomano desde 1516 hasta 1918, cuando éste se derrumbó al fin de la Primera Guerra Mundial. Después las cinco provincias que constituyen el Líbano moderno estaban bajo el Mandato francés. Los franceses expandieron las fronteras del Gobernación del Monte Líbano, lo cual fue poblado por maronitas y drusos para incluir más musulmanes. Líbano ganó la independencia en 1943, estableciendo un sístema político único, Confesionalismo, un tipo consociativismo de compartir poder entre comunidades religiosas. Se consideran Bechara El Khoury, primer presidente de Líbano, Riad El-Solh, primer Primer Ministro del Líbano y Emir Majid Arslan II, Primer Ministro de Defensa, como los tres fundadores de la moderna República de Líbano y héroes nacionales por haber logrado la independencia. Tropas extranjeras se retiraron completamente del país el 31 de diciembre de 1946.2 Hasta los años 1970, el Líbano era el centro financiero de Oriente Próximo, que le valió el sobrenombre dela Suiza de Oriente Próximo. Sin embargo, su importancia económica se desintegró con la terrible Guerra Civil Libanesa de 1975–1990, que destruyó un equilibrio político ejemplar. Desde 1973 ha sido un miembro de la Organización Internacional de la Francofonía.

Hacia mediados de 2006, el país había recuperado un considerable grado de estabilidad y desarrollo, la reconstrucción de Beirutestaba casi completa3 y un número creciente de turistas volvía al país.4 Sin embargo, en el verano de 2006 se desató la Guerra del Líbano, de un mes de duración, entre el ejército de Israel y Hezbollah, que causó un gran número de bajas civiles e importantes daños en la infraestructura del país. El 14 de agosto se alcanzó un alto al fuego tras un llamamiento al fin de las hostilidades del Consejo de Seguridad de la ONU.5

Desde entonces, el país vive una inestabilidad casi constante, por guerras y conflictos internos o externos (conflictos de países cercanos como Siria, Israel o Palestina). A pesar de ello, su capital Beirut vuelve a ser uno de los centros financieros, económicos y comerciales más grandes y modernos, y una de las ciudades más vanguardistas y occidentalizadas del Medio Oriente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *