LEVODOPA

HONGOS

¿Cómo funciona?

La levodopa tiene la capacidad de convertirse en dopamina en el cuerpo y en el cerebro. Por lo tanto, proporciona más dopamina directamente al cerebro (consulte la figura siguiente).

La levodopa siempre se prescribe conjuntamente con otros medicamentos, como los inhibidores de la dopa-descarboxilasa y los inhibidores de la COMT, lo que evita que se descomponga antes de llegar al cerebro. Esta combinación de medicamentos permite reducir la dosis de levodopa necesaria y evita algunos efectos secundarios desagradables.

¿Qué beneficios aporta?

La levodopa es un tratamiento consolidado para la enfermedad de Parkinson (EP) y se la considera algo así como el tratamiento de referencia. A la mayoría de las personas con EP se les prescribe levodopa en algún momento a lo largo de la terapia.

La levodopa es muy efectiva para evitar la lentitud de movimientos y la rigidez, especialmente en las primeras fases de la EP. También se utiliza para reducir los temblores.

¿Qué efectos secundarios tiene?

La levodopa puede causar efectos secundarios como náuseas, vómitos, presión arterial baja al ponerse de pie, insomnio, alucinaciones y sueños extraños.

Las personas que hace años que padecen EP empiezan a experimentar cambios en la efectividad de la levodopa, además de congelación de los movimientos, deterioro de fin de dosis y fluctuaciones «on/off». Asimismo, puede que empiecen a aparecer discinesias (movimientos incontrolados).

Puede que algunos de los efectos secundarios de la levodopa, como los vómitos, desaparezcan con el tiempo, mientras que otros pueden mejorar si se reduce la dosis o si se suministra una forma de levodopa de liberación lenta. Se puede prescribir alguna medicación para aliviar las náuseas, pero este punto se debe tratar con un médico o una enfermera especializada en EP.

La bomba de Duodopa®

Además de en comprimidos por vía oral (Sinemet®), la combinación de levodopa y carbidopa se puede administrar en un formato llamado Duodopa®. La Duodopa® contiene los dos medicamentos en un gel que se introduce directamente en el tracto digestivo (duodeno) a través de un tubo desde una bomba portátil que hacen funcionar la persona con EP o su cuidador. El tubo se inserta mediante una intervención quirúrgica menor.

Este sistema de administración está pensado para conseguir un suministro más uniforme de la medicación, en el que no influya si el estómago está vacío, lo que potencialmente reduce el deterioro de fin de dosis y las fluctuaciones «on/off».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *