Lecturas de la Misa(LEXIONARIO)

UN EJEMPLO

Martes 23 de Octubre 2012 – San Juan de Capistrano

 Martes 23 de Octubre – Misa a elección. Feria. Verde. – San Juan de Capistrano, presbítero (ML). Blanco.

LECTURA

Lectura de la Carta del Apóstol San Pablo a los Cristianos de Éfeso.  Ef 2, 12-22

Hermanos: Antes ustedes no tenían a Cristo y estaban excluidos de la comunidad de Israel, ajenos a las alianzas de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo. Pero ahora, en Cristo Jesús, ustedes, los que antes estaban lejos, han sido acercados por la sangre de Cristo. Porque Cristo es nuestra paz: Él ha unido a los dos pueblos en uno solo, derribando el muro de enemistad que los separaba, y aboliendo en su propia carne la Ley con sus mandamientos y prescripciones. Así creó con los dos pueblos un solo Hombre nuevo en su propia persona, restableciendo la paz, y los reconcilió con Dios en un solo Cuerpo, por medio de la cruz, destruyendo la enemistad en su persona. Y él vino a proclamar la Buena Noticia de la paz, paz para ustedes, que estaban lejos, paz también para aquéllos que estaban cerca. Porque por medio de Cristo, todos sin distinción tenemos acceso al Padre, en un mismo Espíritu. Por lo tanto, ustedes ya no son extranjeros ni huéspedes, sino conciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios. Ustedes están edificados sobre los apóstoles y los profetas, que son los cimientos, mientras que la piedra angular es el mismo Jesucristo. En él, todo el edificio, bien trabado, va creciendo para constituir un templo santo en el Señor. En él, también ustedes son incorporados al edificio, para llegar a ser una morada de Dios en el Espíritu.

Palabra de Dios.

 

Comentario

La carta se enmarca en la realidad de las primeras comunidades cristianas, donde convivían personas judías y otras llegadas de la cultura grecorromana. ¿Cómo derribar los muros que había separado estos dos mundos? Esto es lo que hace Jesucristo. Hoy en día, nuestras comunidades también pueden verse afectadas por este tipo de divisiones. ¿Cómo podemos formar una misma Iglesia personas de distintas clases sociales, distintos niveles de educación, y de diversa procedencia? Si somos capaces de formar comunidad con hermanos y hermanas que culturalmente no pertenecen a “nuestro grupo”, entonces estamos permitiendo que Jesucristo se haga presente en nuestra Iglesia.

 

 

 

SALMO   Sal 84, 9ab. 10-14

R. El Señor promete la paz para su pueblo.

Voy a proclamar lo que dice el Señor:
el Señor promete la paz para su pueblo y sus amigos.
Su salvación está muy cerca de sus fieles,
y la Gloria habitará en nuestra tierra. R.

El Amor y la Verdad se encontrarán,
la Justicia y la Paz se abrazarán;
la Verdad brotará de la tierra
y la Justicia mirará desde el cielo. R.

El mismo Señor nos dará sus bienes
y nuestra tierra producirá sus frutos.
La Justicia irá delante de él, y la Paz,
sobre la huella de sus pasos. R.

 

 

EVANGELIO

Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo según San Lucas.  Lc 12, 35-38

Jesús dijo a sus discípulos: Estén preparados, ceñidas las vestiduras y con las lámparas encendidas. Sean como los hombres que esperan el regreso de su señor, que fue a una boda, para abrirle apenas llegue y llame a la puerta. ¡Felices los servidores a quienes el señor encuentra velando a su llegada! Les aseguro que él mismo recogerá su túnica, los hará sentar a la mesa y se pondrá a servirlos. ¡Felices ellos, si el señor llega a medianoche o antes del alba y los encuentra así!

Palabra del Señor.

 

Comentario

“Tengan las lámparas encendidas” equivale a decir que mantengamos los sentidos alerta para percibir los acontecimientos y su significado. Así nos quiere Jesús: despiertos, atentos, listos para responder a su llamado. En esto consiste la bienaventuranza: seremos felices de encontrarnos con Jesús cuando él llegue.

Evangeliza compartiendo esto:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *