Latidos podrían generar energía a los marcapasos

La piezoelectricidad generada por el corazón latiente podría en el futuro darle energía a un marcapasos o un desfibrilador cardiaco implantable, según un nuevo estudio.

Investigadores en la Universidad de Michigan (Ann Arbor) han desarrollado un cosechador experimental de energía no linear, que usa la piezoelectricidad generada por el corazón latiente para suministrar suficiente electricidad para darle energía a un marcapasos, eliminando así, la necesidad de remplazos cuando las baterías se agotan. Según los investigadores este método novedoso es una solución tecnológica prometedora para los marcapasos, porque solo requieren un poco cantidad de energía para operar.

El dispositivo en investigación tiene alrededor de la mitad del tamaño de las baterías que se usan en los marcapasos e incluye un capacitador de soporte con auto energía. Para desarrollar el dispositivo, los investigadores midieron primero las vibraciones, en el pecho, inducidas por los latidos del corazón; luego usaron un vibrador para reproducir los movimientos en el laboratorio, conectándolo al cosechador de energía cardiaca prototipo. Las mediciones del desempeño basadas en una amplia gama de latidos cardiaco simulados mostraron que el cosechador de energía generó más de 10 veces la energía necesaria por los marcapasos modernos. El estudio fue presentado, durante el congreso anual de la Asociación Americana de Cardiología (AHA), realizado durante noviembre 2012, en Los Ángeles (CA, EUA).

“Lo que hemos demostrado es que bajo condiciones óptimas, este concepto funciona”, dijo el autor principal y presentador del estudio, M. Amin Karami, PhD, del departamento de ingeniería aeroespacial. “Muchos de los pacientes son niños que viven con marcapasos por muchos años. Se puede imaginar cuantos operaciones se ahorrarían si se implementa esta tecnología”.

Dos tipos de cosechadores de energía pueden darle energía a los marcapasos típicos: lineares y no lineares. Los cosechadores lineares funcionan bien solo a una tasa cardiaca específica, por lo que los cambios en el ritmo cardiaco le impiden cosechar suficiente energía. Por el contrario, un cosechador no linear (como el usado en el estudio), usa imanes para mejorar la producción de energía y es menos sensible a los cambios en el ritmo cardiaco. Según los investigadores, los dispositivos como los teléfonos celulares o los hornos de microondas no afectarían el dispositivo no lineares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *