] Las virtudes de buscar el perdón

Mezquita del Centro Cultural Islámico

«Custodio de las Dos Sagradas Mezquitas, Rey Fahd»

Buenos Aires – Argentina

x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x

Viernes 22 de Dhul Hiyyah de 1432 / 18 de Noviembre de 2011

x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x

Traducción de la Jutba pronunciada

por el

Sheij Muhammad Alruwaili

LAS VIRTUDES DE BUSCAR EL PERDON

Alabado sea Dios, Quien nos guió agraciándonos con la fe y no hubiéramos podido encaminarnos de no haber sido por Él. Atestiguo que no hay otra divinidad excepto Dios, Único, sin asociados. Atestiguo que Muhammad es Su siervo y Mensajero. ¡Oh Dios! Bendice a Muhammad, su familia, sus compañeros y todos los que sigan su guía hasta el Día del Juicio Final.

¡Hermanos y hermanas en el Islam! Tengamos temor de Dios, pues la piedad es la mejor provisión y el camino más recto que todos debemos seguir. La Palabra de Dios nos dice:

“¡Oh, creyentes! Teman a Dios como es debido y no mueran sino sometidos a Él.” (Sagrado Corán 3:102)

¡Hermanos y hermanas en el Islam! Tengan temor de Dios y sepan que Dios nos ha ordenado arrepentirnos de nuestras faltas y buscar Su perdón en muchas aleyas del Sagrado Corán. Dios se nombró a sí mismo “El Perdonador”, “El que perdona los pecados” “El de la misericordia” y elogió a los que buscan el perdón de sus faltas y les prometió una recompensa generosa. Todo esto nos conduce a la importancia de buscar el perdón y la necesidad de ser conscientes de ello.

En el Sagrado Corán, Dios nos relata las historias de los Profetas: cómo buscaban el perdón de Su Señor y cómo se arrepentían.

Nos relata cómo nuestros padres dijeron: “¡Señor nuestro! Hemos sido injustos con nosotros mismos, si no nos perdonas y nos tienes misericordia nos contaremos entre los perdedores.” (Sagrado Corán 7:23)

Noé dijo: “¡Oh, Señor mío! Me refugio en Tí de cuestionarte algo sobre lo que no tengo conocimiento; si no me perdonas y te apiadas de mí me contaré entre los perdedores.” (Sagrado Corán 11:47)

Y también dijo: “¡Oh, Señor mío! Perdóname y perdona a mis padres, a todo aquel creyente que ingrese a mi casa, y a todos los hombres y mujeres que crean en Tí.” (Sagrado Corán 71:28)

Moisés dijo: “¡Señor mío! He sido injusto conmigo mismo; perdóname.” (Sagrado Corán 28:16)

El Profeta David: “Pidió perdón a su Señor, se prosternó y se arrepintió.” (Sagrado Corán 38:24)

Dios le ordenó al último de los profetas y sello de los enviados: “Sigan el camino recto, que Él ha establecido, e imploren Su perdón” (Sagrado Corán 41:6) y dijo “implora el perdón de tus faltas y la de los creyentes y las creyentes” (Sagrado Corán 47:19)

En un hadiz qudsi, Dios dijo: “¡Oh siervos míos! Ciertamente cometen errores día y noche y Yo perdono todas las faltas. Pídanme, pues, que los perdone que los perdonaré.”

Hermanos y hermanas en el Islam, la búsqueda del perdón de Dios tiene numerosas virtudes, entre ellas:

Es causa del perdón de los pecados y las faltas, tal como dice en el Hadiz Qudsi: “Pídanme que los perdone que los perdonaré.”

Dios nos dice: “Quien obre mal o cometa iniquidad y luego pida perdón a Dios, encontrará que Dios es Absolvedor, Misericordioso.” (Sagrado Corán 4:110)

En el Hadiz qudsi dice Dios: “Oh hijo de Adán, si me ruegas y esperas de mí que te perdone, te perdonaré sin importar lo que hayas hecho. Oh hijo de Adán, si tus pecados alcanzaran lo alto de los cielos y luego buscaras mi perdón, te perdonaría”.

De las virtudes de buscar el perdón es que protege del castigo. Dice Dios: “Pero Dios nunca les castigaría estando tú [¡Oh, Muhammad!] entre ellos, ni tampoco mientras haya quienes Le pidan perdón.” (Sagrado Corán 8:33)

De las virtudes de buscar el perdón es que soluciona los problemas, atrae el sustento y aleja las dificultades. Narró Ibn ‘Abbâs que el Mensajero de Dios dijo: “A quien se acostumbre a pedir perdón, Dios le buscará una salida para cada situación de apuro, un consuelo para cada pena, y le aprovisionará de donde menos piense.”(Abu Daud 1518)

De las virtudes de buscar el perdón es causa del descenso de las lluvias beneficiosas, el aumento de los bienes materiales útiles, los hijos, la disponibilidad de agua potable, la fertilidad de las plantas. Dios nos relata lo que el Profeta Noé le dijo a su pueblo: “Imploren el perdón de su Señor, pues es Remisorio, y así les enviará, del cielo, una lluvia abundante y les concederá muchos bienes e hijos; también jardines y ríos.” (Sagrado Corán 71:10-12).

¡Siervos de Dios! La virtud de buscar el perdón es lícito pronunciarlo en cualquier momento. Existen momentos especiales, en los cuales si se busca el perdón de Dios, tiene una recompensa más. Por ejemplo, es tradición profética o buscar la virtud de buscar el perdón luego de terminar cualquier acto de adoración, para que sea una purificación de cualquier falta en el mismo. Es tradición profética o buscar la virtud luego de terminar cada una de las 5 oraciones diarias, ya que el Profeta, luego de terminar las oraciones obligatorias con la paz, decía tres veces: ”perdóname Señor”.

Está legislado pedir perdón luego de la oración nocturna, ya que Dios dijo: “Dormían poco en las noches [porque se dedicaban a adorar a Dios] y pedían perdón a Dios antes del alba.” (Sagrado Corán 51:17-18).

Es de la tradición profética pedir perdón a Dios al terminar una reunión, ya que el Profeta enseñó que cuando una persona se pone de pie para abandonar una reunión que diga: “Glorificado y alabado seas mi Señor, Te pido perdón, y me vuelvo a Tí arrepentido” porque si la reunión había sido de bien, es un buen sello, pero si había maldad en ella, sirve para perdonarla.

Es de la tradición profética, repetir mucho el pedido del perdón durante los últimos días de vida. Pues se narra que, antes de morir, el Profeta, descendió la Sura: “[¡Oh, Muhammad!] Cuando llegue el socorro de Dios y la victoria [la reconquista de La Meca] y veas a la gente ingresar en masa a la religión de Dios, glorifica alabando a tu Señor y pide Su perdón; por cierto que Él es Indulgente.” (Sagrado Corán 110)

La reconquista de La Meca y el ingreso de la gente en masas al Islam fueron la señal para el Profeta de que su vida estaba llegando a su fin, y por eso se aferró al pedido de perdón en todo momento y, así, debería hacerlo todo musulmán.

Tanto era el pedido del perdón del Profeta que Ibn ‘Omar dijo: “Contamos en una reunión que Mensajero de Dios repitió cien veces:¡Señor, perdóname y acepta mi arrepentimiento! Ciertamente Tú eres El que acepta el arrepentimiento, El Compasivo.”

Se narra en un hadiz que el Profeta dijo: “Bienaventurado quien encuentre en su registro (el Día del Juicio Final) mucho pedido de perdón”.

¡Siervos de Dios! El significado de pedir perdón es buscar y pedir a Dios que perdone y borre nuestros pecados, cubra nuestros errores, y eso implica que la persona se aleje de ese pecado o esa falta. Mientras que quien dice con su lengua “Oh Dios perdóname” pero sigue cometiendo el mismo pecado, es en realidad un mentiroso, y no se beneficia de su pedido de perdón.

Dijo Al-Fudail ibn Aiad: “Pedir perdón sin abandonar el pecado es el arrepentimiento de los mentirosos”.

Siervos de Dios, se registran en la Tradición Profética distintas formas de pedidos de perdón:

1. ¡Señor, perdóname y acepta mi arrepentimiento! Ciertamente Tú eres El que acepta el arrepentimiento, El Compasivo.

2. ¡Pido perdón a Dios, No hay otra divinidad salvo Él, El Viviente, El Auto subsistente, y a Él me arrepiento!

3. Narró Shaddâd Ibn Aus que el Profeta dijo: La mejor manera de pedir perdón es diciendo: ¡Oh Dios, Tú eres mi Señor, no hay más divinidad que Tú. Me has creado y soy tu siervo. Cumpliré mi compromiso y aceptaré lo prometido todo lo que pueda. Me refugio en Ti del mal que haya hecho; reconozco las gracias y bienes que me has otorgado, y también reconozco mis faltas. ¡Perdóname, ya que nadie perdona los pecados salvo Tú!” Quien lo diga en el día con el corazón sincero y muere ese mismo día antes de que anochezca, será de la gente del Paraíso. Y quien lo diga en la noche con el corazón sincero y muere antes de que amanezca, será de la gente del Paraíso.”(Al Bujâri 11/83)

¡Siervos de Dios! Dijo Dios: “Y apresúrense a alcanzar el perdón de su Señor y un Paraíso tan grande como los cielos y la Tierra, reservado para los piadosos. Quienes hacen caridad, tanto en los momentos de holgura como en la estrechez, controlan su enojo y perdonan a las personas, sepan que Dios ama a los benefactores. Aquellos que al cometer una obscenidad o iniquidad invocan a Dios pidiendo perdón por sus pecados, y no reinciden a sabiendas, sepan que sólo Dios perdona los pecados. Para ellos la retribución será alcanzar el perdón de su Señor y jardines por donde corren los ríos, en los que estarán eternamente. ¡Qué hermosa recompensa para quienes obraron correctamente!” (Sagrado Corán 3:133-136)

Quiera Dios bendecirnos con el conocimiento del Sagrado Corán y la tradición de su Profeta, agraciarnos con su sabiduría y concedernos la fortaleza para poner en práctica todo lo que acabamos de escuchar.

Pidan perdón a Dios por sus faltas y vuelvan a Él arrepentidos.

Hermanos y hermanas en el Islam pidan paz y bendiciones por el Profeta Muhammad, tal como Dios nos enseña: “Ciertamente Dios y Sus Ángeles bendicen al Profeta. ¡Oh, creyentes! Pidan bendiciones y paz por él”. (Sagrado Corán Corán 33:56)

__._,_.___
Responder a remitente | Responder a grupo | Responder mediante la Web | Crear un tema nuevo
Mensajes con este tema (1)
ACTIVIDAD RECIENTE:
Visita tu grupo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *