LAS SEÑALES DE NUESTRO TIEMPO

El Señor culpa a los líderes religiosos de su tiempo (Mateo. 16:1-4) de no haber conocido las señales de su primera venida. Mat. 16:1 “Se acercaron los fariseos y los saduceos, y para
probarle le pidieron que les mostrase una señal del cielo. Mat. 16:2 Pero él les respondió diciendo: “Al atardecer decís: ‘Hará buen tiempo, porque el cielo está enrojecido’;
Mat. 16:3 y al amanecer decís: ‘Hoy habrá tempestad, porque el cielo está enrojecido y sombrío.’ Sabéis discernir el aspecto del cielo, pero no podéis discernir las señales de los tiempos.
Mat. 16:4 Una generación malvada y adúltera pide señal, pero no le será dada ninguna señal, sino la señal de Jonás.” Y dejándolos se fue.” También nosotros debemos conocer nuestro tiempo y ver que se aproxima su venida para la iglesia, Mateo 24:32 y Lucas 21:28: Mat. 24:32 “De la higuera aprended la analogía: Cuando su rama ya está tierna y brotan sus hojas, sabéis que el verano está cerca.” Luc. 21:28 “Cuando estas cosas comiencen a suceder, mirad y levantad vuestras cabezas; porque vuestra redención está cerca. Luc. 21:29 Y les dijo una parábola: –Mirad la higuera y todos los árboles.
Luc. 21:30 Cuando veis que ya brotan, vosotros entendéis
que el verano ya está cerca.
Luc. 21:31 Así también vosotros, cuando veáis que suceden
estas cosas, sabed que el reino de Dios está cerca.
Luc. 21:34 Mirad por vosotros, que vuestros corazones no
estén cargados de glotonería, de embriaguez y de las
preocupaciones de esta vida, y que aquel día venga sobre
vosotros de repente como una trampa;

Luc. 21:35 porque vendrá sobre todos los que habitan sobre
la superficie de toda la tierra.
Luc. 21:36 Velad, pues, en todo tiempo, orando que tengáis
fuerzas para escapar de todas estas cosas que han de
suceder, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *