Las reservas morales del país se movilizarán contra los planes de aniquilación de la «Madre del Lago de Maracaibo» y principal pulmón verde del Zulia: la Sierra de Perijá.

En un esfuerzo sin precedentes, las etnias aborígenes y los sectores productivos del campo perijanero y las comunidades urbanas, afectadas por los planes de explotación del carbón marcharán en señal de protesta contra la entrega de las tierras de la Sierra de Perijá a las compañías carboneras. La marcha tendrá un carácter nacional, pues también participarán otras etnias aborígenes de Venezuela, como la comunidad de los pemones, además de los Barí, los Yucpas y Wayúu, afectados por los planes carboníferos en el Zulia,. Esta manifestación masiva será encabezada por los caciques indígenas de la Sierra de Perijá. y la Alcaldía municipal de Machiques.

Esta marcha nacional recogerá las consignas y presencia de las comunidades afectadas por los planes de expulsión de indígenas y campesinos de sus tierras de la comunidad Pemón de la Sierra de Imataca, Warao del Delta de Orinoco, los campesinos de Ospino, los pescadores del Lago de Maracaibo y el Golfo de Venezuela, entre muchos otros sectores que resisten los planes de apertura minera y petrolera, el tendido eléctrico a Brasil, las plantaciones forestales artificiales, con sus secuelas de contaminación ambiental, desalojos y mayor empobrecimiento de los sectores desposeídos de Venezuela.

La situación que viven actualmente las etnias aborígenes de Perijá se explica a partir del desarrollo de dos importantes factores: por un lado, los acontecimientos ligados a la invasión de las tierras indígenas por parte de ganaderos criollos terratenientes; y por otro lado, los planes de desarrollo minero y petrolero, anunciados por los organismos oficiales hace aproximadamente unos catorce años.

A partir de 1992, el Ministerio de Energía y Minas (MEM) de Venezuela dió a conocer sus planes de entregar en Venezuela más de 800 concesiones de explotación minera que abarcarían aproximadamente un millón 800 mil hectáreas de bosques, ríos, caños, y humedales ubicados dentro de los hábitats ocupados milenariamente por las etnias aborígenes del país.

Un 73% de estas concesiones pertenecen a yacimientos de oro y diamantes y un 14% al carbón. El resto de las concesiones se refieren a la explotación de fosfato, bauxita, tungsteno, magnesio, cinc, níquel, cobre, circonio, galio, yeso, caolín, barita, feldespato, y calizas; gran parte de estos nefastos planes mineros se han planteado desarrollar en la Sierra de Perijá.

Hasta ahora, más de 160 mil hectáreas serán afectadas para la extracción del carbón, y hasta 40 mil hectáreas más fueron solicitadas para incluir bauxita, oro y fosfato. La presencia de uranio en la Sierra de Perijá es un gran atractivo para las transnacionales. De hecho, se conoce la participación de las empresas MAICCA, CONSULMINCA y CARBOCA en el negocio del carbón, siendo la primera de las nombradas, la empresa que pretende iniciar las operaciones en la actualidad.

En estas actividades de alto impacto ambiental están comprometidas las empresas transnacionales TOMEN CORPORATION, ENERGY RESOURCES, INC y KEYSTONE CORPORATION, ligadas a la explotación del carbón en la Sierra de Perijá, a través de MINERA MAICCA. La mayor parte de las concesiones aún quedan en poder de CORPOZULIA (Corporación de Desarrollo de la Región Zuliana), ente oficial promotor del desarrollo regional, quien funge de mecanismo de transferencia de las concesiones a empresas transnacionales a cambio de un 10% de regalías que ingresan en su presupuesto, lo que le imprime a este organismo un interés desmedido por acelerar la explotación minera de la Sierra de Perijá.

Por otro lado, se han entregado concesiones petroleras dentro de las modalidades de Convenios Operativos del Plan de Apertura Petrolera que actualmente adelanta PDVSA, como es el caso de la concesión entregada por Maraven, filial de PDVSA a la transnacional argentina Tecpetrol en la zona de Río de Oro, donde está asentada la comunidad Barí de Bokshí.

Toda este infausto plan de explotación minera y petrolera que expulsará a numerosas comunidades indígenas de sus propias tierras será objeto de la mas rotunda protesta por parte de las comunidades afectadas del Zulia y los sectores mas conscientes del derecho de los aborígenes a la autodeterminación y a la propiedad colectiva de la tierra que milenariamente ocupan, y del efecto destructivo que estos planes conllevará en los últimos reductos de agua dulce de la región zuliana.

En rechazo a este programa de destrucción regional, participarán en la marcha del 22 de abril delegaciones ecologistas, organizaciones de derechos humanos, estudiantiles, sindicales, vecinales, profesionales, musicales, teatrales, y ciudadanos en general de diversas partes del país que ya han confirmado su participación. Asi mismo se está girando invitación a organizaciones internacionales como Latin American Mining Monitoring Programme, Survival International, World Rainforest Movement entre otras, además de agrupaciones ambientalistas latinoamericanas, haciendo un llamado internacional de solidaridad y participación a las organizaciones indigenistas y ambientalistas a nivel continental.

El día mundial de La Tierra 22 de abril, la manifestación partirá desde la entrada de la población El Llano en la carretera Machiques- Maracaibo, donde las delegaciones comenzarán a concentrarse desde las 7:30 a.m., y se dirigirá hasta el Balneario del Río Apón en la ciudad de Machiques, donde se realizará una gran asamblea indígena y ambientalista.

Para realizar las actividades preparatorias de esta gran marcha se ha integrado una Red integrada por Comités en las ciudades de Caracas, Maracaibo, Trujillo, Barinas, Cabimas y Machiques, cuyos responsables se mencionan a continuación:

Machiques: Concejal Edecio Muñoz, (Tlf: 014-6651092), Dr. Rutilio Ortega Fundación Museo del Hombre Perijanero y su Ambiente (014-9617705).

Maracaibo: Prof. Lusbi Portillo -Homo et Natura (061-645536), Prof. Jorge Hinestroza – CORAC (061-364395 / 014-6116626).

Caracas: Biol. Jorge Padrón – UNES. (014-2187333), María Eugenia Bustamante 02-9921884, /6939480)

Trujillo: Antonio Avendaño Museo Salvador Valero (072-33667)

Barinas: Abog. Rafael González (014-9731504)

Cabimas: Téc. Rigber Díaz (064-713704 / 414074) Econ. Enrique Barrera (064-611063)

Asociación Barí de Venezuela, Sociedad Homo Et Natura, Asociación de Vecinos de El Tokuko, Grupo Ecológico Pioneros de la Sierra, Grupo Asashi Ittanobibai (Hijos de La Tierra), Fudahábitat, Fundación para El Desarrollo Integral (FUNDESIN), Asociación de Vecinos José Rosario Gómez, Jóvenes de La Laguna, Comité por el Respeto Al Conservacionismo (CORAC), Cátedra de Ética Ecológica de LUZ, Fundación Museo del Hombre Perijanero y Su Ambiente, Grupo Ecológico Kathy Phelps, Femicyt, Sociedad Para El Mejoramiento del Ambiente, Fundación de Ayuda a La Mujer Wayúu, Fundación Manatará, Grupo Excursionista Santisú del Instituto Tecnológico Antonio José de Sucre, Asoproflores, Centro de Educación Popular de Santa Rosa de Agua, Centro Zuliano de Orientación, Grupo Editorial Chocorocoy, Asociación de Vecinos de El Paraíso (ASOVEPA), Red Alerta Petrolera, Programa de Enseñanza Viva (LUZ), Programa ACA/CIENCIAS (LUZ), Proyecto Ciénaga de Juan Manuel, Sindicato de Pescadores de Mara y Asociación de Vecinos de Ancón de Iturre, Grupo Ecológico Terra Mater, Fundaflamingo, agrupados en la FEDERACIÓN ECOLOGISTA DEL ZULIA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *