Las razones del crecimiento islámico en Brasil

En Brasil hay católicos, evangélicos y ahora musulmanes

 

En un país más conocido por su carnaval y la sensualidad de sus mujeres, un creciente número de brasileños de diferentes orígenes y trasfondos se llaman a sí mismos musulmanes. Durante décadas, eran sobre todo las familias de ascendencia libanesa, palestina y de sirios quienes practicaban el Islam en Brasil. Omar, quien hasta hace apenas cuatro años ofició como sacerdote católico en una iglesia local, explicó por qué abrazó el Islam. “Encontré en el Islam todo lo que siempre había buscado. Conocí a Dios tal como es, sin adaptación”, dijo este diseñador gráfico de 34 años de edad, vestido con una túnica larga chilaba tradicional, que se negó a dar su nombre verdadero, y sólo reveló su nombre musulmán: Omar Israfil Dawud Ibrahim bin. Como la mayoría de los musulmanes practicantes que viven en el mayor país católico del mundo y donde se registra un gran crecimiento evangélico en las últimas décadas, Omar y su esposa Fátima son recién convertidos al Islam. Su plan es viajar el año próximo a Arabia Saudita para aprender árabe gracias a una beca del Gobierno saudita.

 

Un millón de amigos… musulmanes

 

Pero las cosas están cambiando. “El número de musulmanes sigue creciendo, y la mayoría son brasileños que se están convirtiendo. Reclutamos a los miembros sobre todo en línea”, dijo Sami Isbelle, portavoz de la Sociedad de Beneficencia Musulmana (SBMRJ). “En Río de Janeiro, hay cerca de 500 familias musulmanas, el 85 por ciento de conversos brasileños que no tienen vínculos árabes”, aseguró Isbelle, en una nota publicada por el Macau Daily Times. Las cosas son diferentes en el estado de Sao Paulo, en el sur de Brasil, donde la mayoría de los musulmanes nacieron como tales y suelen ser de ascendencia árabe. El censo de Brasil no cuenta el número de musulmanes, y sólo proporciona datos de los católicos, los evangélicos, judíos, los espiritistas y los seguidores de religiones afro-brasileñas. “Los musulmanes se muestran en la categoría ‘otras’, junto con los budistas, por ejemplo”, dijo el experto en Islam, Paulo Pinto, de la Universidad Federal Fluminense, quien estimó que Brasil es el hogar de cerca de un millón de musulmanes. El mejor indicador del crecimiento del Islam en el país es el rápido aumento en el número de lugares de culto, de acuerdo con Pinto. En la actualidad hay 127 mezquitas, cuatro veces más que las que había en 2000.

 

Las razones del crecimiento islámico en Brasil

 

¿Cómo puede explicarse semejante expansión? Después de los atentados del 11 de septiembre en los Estados Unidos, “hubo un crecimiento del interés por el Islam, y mucha gente decidió convertirse”, dijo Pinto. “El Islam era visto como una nueva forma de resistencia”, explicó. Pero fue la telenovela “El clon”, que se lanzó apenas tres semanas después de los atentados de 2001, la que provocó un entusiasmo de los brasileños por el islam. Filmada en Marruecos, la novela mostró una “imagen positiva de esa parte del mundo, con un héroe musulmán”, describió Pinto. “Hay una tendencia a pensar que la cultura brasileña, como liberal y sensual que es, está en contra de las reglas del Islam. Pero en realidad, hay muchas reglas conservadoras que son parte del control moral y sexual. Observe el éxito de muchos evangélicos en Brasil”, apuntó.

 

Fuentes: Pulso Cristiano – AJS

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *