LA VIDA COTIDIANA EN EL VIEJO MONTEVIDEO

Los españoles de Montevideo son muy ociosos; ellos no se ocupan casi, más que en conversar en ruedas, tomar mate y fumar un cigarro. Los comerciantes y algunos artistas, en muy escaso número, son las únicas personas ocupadas en Montevideo. No hay allí ninguna tienda a la vista, ni tampoco letreros que la anuncien ; sin embargo ,suele encontrarse alguna en el ángulo formado por el encuentro de dos calles. Por lo demás, el mismo comerciante vende vino, aguardiente, géneros, ropa blanca y quincallería etc. La manera de vivir de los españoles es muy simple. La costumbre hace que las mujeres y los hombres se levanten muy tarde, excepto aquellos que están empleados en el comercio, permaneciendo entonces de brazos cruzados, hasta que se les ocurre la idea de ir a fumar un cigarro con alguno de sus vecinos. Es así que , muy a menudo , se les encuentra delante de la puerta de una casa conversando y fumando. Otros, en cambio , montan a caballo, pero no para hacer un paseo por los alrededores, sino simplemente para dar una vuelta por las calles. Si el deseo los lleva, descienden del caballo, se juntan con algunos amigos, hablan dos horas, sin decirse nada , fuman, toman mate y vuelven a montar a caballo. Durante las horas de la mañana, las mujeres, permanecen sentadas en los taburetes de sus salas, teniendo bajo los pies una estera y arriba una cubierta de indios o de pieles de tigres. Allí , tocan la guitarra o algún otro instrumento y cantan y toman mate, mientras los esclavos preparan la comida en su apartamento. A las doce y media o una, se sirve el almuerzo que consiste en carne de vaca, preparada de diferentes maneras, pero siempre con mucha pimienta y azafrán. Se sirve algunas veces guiso de cordero, que aquellos llaman carnero , también pescado y aves, aunque es muy raro ; la caza abunda en el país, pero los españoles, en cambio, no son cazadores, por cuanto este ejercicio los fatigaría. El postre es siempre compuesto de dulce y confituras
(Dom. A.J. Pernetty de “Descripción de Montevideo durante la gobernación de José Joaquín de Viana”.)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *