La valentía de Benedicto XVI

Foto: Independiente de la confesión de fe que se profese, no se puede dejar de reconocer la valentía de Benedicto XVI al admitir públicamente que no tiene fuerzas para cumplir con las obligaciones que su compromiso apostólico exige…
La ilustración más clara de que el encargo de pastorear está sobre hombres comunes y corrientes, se dio hoy con la declaración de este hombre. 
Se vale estar cansado y no se es débil por confesarlo.
Se vale rendirse y no se declara vencido al que sencillamente da paso. 
Lo Infalible, lo cierto, lo indiscutible para todos los hombres bajo el cielo es: Oh Dios ¿Que es el hombre para que en él pienses, o el hijo de hombre, para que lo estimes?
Cada hombre necesita ser enseñado en diferenciar los
 tiempos y advertir el
 suyo…Pues el hombre es semejante a la vanidad; sus días son como la sombra que pasa.

La valentía de Benedicto XVI

Independiente de la confesión de fe que se profese, no se puede dejar de reconocer la valentía de Benedicto XVI al admitir, públicamente, que no tiene fuerzas para cumplir con las obligaciones que su compromiso apostólico exige…

 

La ilustración…, más clara de que el encargo de pastorear está sobre hombres comunes y corrientes, se dio hoy con la declaración de este hombre.

 

Se vale estar cansado y no se es débil por confesarlo.

Se vale rendirse y no se declara vencido al que sencillamente da paso.

Lo infalible, lo cierto, lo indiscutible, para todos los hombres bajo el cielo, es: Oh Dios ¿Que es el hombre para que en él pienses o el hijo de hombre para que lo estimes?

Cada hombre necesita ser enseñado en diferenciar los tiempos y advertir el suyo… Pues el hombre es semejante a la vanidad; sus días son como la sombra que pasa.

Neydú Sáenz Sotomonte

Pastora y escritora colombiana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *