La tolerancia islamista en Pakistán

Martes 05 de febrero de 2013.- El cristiano pakistaní Younas Masih, de 55 años, recientemente recibió fue obligado a convertirse al Islam por sus compañeros de trabajo, pero él se mantuvo firme en sus creencias y el jueves 31 de enero de 2013, relata la agencia católica Fides y la web católica AsiaNews.it, un islamista armado le disparó cinco veces mientras se desplazaba a casa.

Masih trabajaba para una empresa en Chaman, recibió reiteradas amenazas de sus compañeros de trabajo, pero continuó trabajando en la misma empresa y se mantuvo firme contra las presiones e intentos de chantaje. El jueves pasado sus compañeros de trabajo lo intentaron de nuevo, pidiéndole que se convirtiera. Mantuvieron una discusión acalorada que incluyó insultos y amenazas. Cuando volvió a su casa el cristiano Masih fue atacado por un hombre armado que disparó. Fue trasladado a un hospital, los médicos extirparon las balas pero finalmente falleció.

Su hijo trató de presentar un informe a  la policía local que se negó a registrar su queja. A pesar de repetidos intentos, la policía pakistaní se negó a considerar la petición de la familia. Devastado por su muerte, la familia ahora se siente abandonada por las autoridades.

El sacerdote en Quetta, James Chand, declaró que matar a un hombre por su fe es una «tragedia que rompe el corazón.»

Sus amigos lo describen como honesto y confiable y que colaborador con su parroquia local.

La minoría cristiana en Pakistán se siente desprotegida no sólo ante la población musulmana sino también ante las autoridades pakistaníes que no garantizan ni salvaguardan los derechos fundamentales ni la resguarda del odio y violencia islámica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *