LA TEORÍA DE LOS CINCO ELEMENTOS

Los cinco Elementos fueron presentados y estudiados desde la medicina tradicional china. Lo más sutil de esta teoría se tomó comprendiendo que todo lo que se relaciona con la energía es movimiento.
Desde el momento en que sabemos que somos materia sólida viviente podemos comprender que también somos Energía materializada, si bien es cierto que también existe la energía inmaterial (una de las más burdas son los pensamientos, emociones).
La Energía se expresa de infinitas maneras. Los chinos vieron que esta Energía tiene dos tendencias o polaridades: YIN y YANG.
Desde la quietud aparece el movimiento. Desde el vacío, lo lleno.
Yin dispersa la Energía y produce un movimiento envolvente.
Yang la contrae con un movimiento penetrante.
Yin es receptivo y de fuerza centrífuga.
Yang es creativo y de fuerza centrípeta.
Yin es la Energía de la tierra, de la madre, de lo femenino.
Yang, del cielo, del padre, de lo masculino.
No existen uno sin otro. Pero pueden aparecer extremos de uno o del otro.
Más allá de estas dos tendencias, los chinos decían que la Energía en general tiene 5 etapas de transformación. Estas etapas se simbolizaron con el nombre de elementos que en realidad están expresando un tipo de energía que representan, tomando como referencia las estaciones del año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *