La Santa Sede no cambió su posición sobre Jerusalén Este

Ciudad del Vaticano , 12 Jun. 12 (AICA)
Ciudad de Jerusalén

Ciudad de Jerusalén

La Comisión Bilateral permanente entre la Santa Sede y el Estado de Israel se reunieron hoy, de forma plenaria, en el Palacio Apostólico Vaticano, para proseguir las negociaciones relativas al Acuerdo Económico entre ambas partes.

La delegación de la Santa Sede estaba encabezada por monseñor Ettore Balestrero, subsecretario para las Relaciones con los Estados y la del Estado de Israel por Danny Ayalon M.K.M, viceministro de Asuntos Exteriores.

Según informa un comunicado publicado hoy “las negociaciones se desarrollan en una atmósfera positiva y constructiva. La Comisión tomó acto de los avances significativos hacia la conclusión del Acuerdo”.

“Ambas partes se han puesto de acuerdo sobre los pasos futuros y decidieron celebrar la próxima reunión plenaria el 6 de diciembre de 2012 en el Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel”.

La posición de la Santa Sede permanece inalterable
     En una entrevista concedida a Radio Vaticana, monseñor Ettore Balestrero, subsecretario de la Santa Sede, para las Relaciones con los Estados, la Santa Sede, se refirió a la conclusión de la Reunión Plenaria de la Comisión Bilateral entre la Santa Sede y el Estado de Israel que está negociando el denominado Acuerdo Económico

Radio Vaticana: En los últimos días ha circulado persistentemente en algunos círculos la noticia de que hoy se firmaría el mencionado acuerdo en el que se ha estado trabajando durante 13 años…Pero no ha habido ninguna firma ¿Qué ha pasado?
     Monseñor Balestrero:“Nada en particular. Es verdad que, en ciertos ambientes, se ha discutido de la firma del acuerdo. Pero no estaba en programa. Como ya he dicho, ha habido avances, pero todavía quedan cuestiones por resolver”.

También ha habido alarma en los círculos palestinos por el hecho de que la Santa Sede, con la firma de este Acuerdo reconocería indirectamente la soberanía de Israel sobre Jerusalén Este y otros territorios ocupados en la guerra de 1967.
     “El acuerdo en el que se está trabajando se refiere a la vida, las actividades y el régimen fiscal de la Iglesia Católica en Israel. El Acuerdo quiere mantenerse al margen de las disputas territoriales. No se hablará de Jerusalén Este, ni de localidades en Cisjordania”.

 Pero se ha mencionado un borrador del acuerdo, en que se hablaría de localidades en Jerusalén Este y en Cisjordania …
     “Desde el comienzo de las negociaciones se ha trabajado en un proyecto de Acuerdo que comprenda también el llamado “Schedule One”, es decir, una lista de propiedades individuales pertenecientes a la Santa Sede y a algunas instituciones de la Iglesia Católica en Tierra Santa, que, a lo largo de los años, han sido objeto, por parte de Israel, de procedimientos onerosos para sus propietarios.

Es cierto que algunas de estas propiedades se encuentran situadas en Jerusalén Este o en las zonas ocupadas en 1967. El objetivo era resolver problemas específicos. De todas formas, ya desde hace algún tiempo, se decidió tratar, en el Acuerdo que se firmará, sólo algunas propiedades, que no se encuentran en Jerusalén Este o en Cisjordania.

No es exacto, por lo tanto, afirmar que la Santa Sede, con el acuerdo, violaría la IV Convención de Ginebra para la protección de personas civiles en tiempo de guerra. La confusión y la alarma se deben al uso indebido de una herramienta de trabajo, superada desde hace tiempo, y cuya versión definitiva está todavía en elaboración”.

     ¿La posición de la Santa Sede sobre Jerusalén Este ha cambiado?
     La posición de la Santa Sede no cambió. Se afirmó en el “Basic Agreement” entre la Santa Sede y la OLP; se recordó en diferentes circunstancias y se hará de nuevo en el “Acuerdo Global” con la OLP, actualmente en fase de elaboración.

     Una última pregunta. Se ha escrito también que el Acuerdo que la Santa Sede está elaborando con Israel perjudicará los acuerdos que Francia, Italia y otros países tienen con Israel, respecto a las respectivas instituciones nacionales que operan en Israel.
     “No es exacto. El Acuerdo se aplica a la Santa Sede y al Estado de Israel y no tiene ninguna repercusión sobre los acuerdos que Israel ha firmado con otros estados. La validez de estos últimos dependen, ante todo, de la voluntad de las partes contratantes y no de la existencia de un Acuerdo de una de tales Partes con un tercer sujeto, como en este caso la Santa Sede. Por otra parte este es un principio de derecho internacional, comúnmente aceptado”. +

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *