LA REGION AMAZONICA – BIODIVERSIDAD

Edad y ubicación del Amazonas y su río homónimo.

La selva amazónica, de 5 millones de kilómetros cuadrados, fue durante la era mesozoica el lecho de un mar, y se desarrolló progresivamente durante 22 mil años. De estos 5 millones de Km.2, pertenecen a Brasil 3.579.991 Km.2, repartidos entre los Estados de Amazonas, Pará y los territorios de Acre, Rondonia, Río Branco y Amapá. Lo demás pertenece a los países limítrofes de Venezuela, Guyana, Surinam y Guyana Francesa al Norte; Bolivia al Sur, y Colombia y Perú al Oeste. Se sitúa, aproximadamente, entre los paralelos 10º N y 15 Sº, y entre los meridianos 40º y 75º W.

Por otra parte, en la selva tropical del Amazonas se halla el río homónimo, el mayor del mundo por su caudal y por la extensión de su cuenca (esta comprende el 56% del área total del país) y el tercero por su longitud, que es de 6.500 Km. Nace en Los Andes del Perú, cuyo país atraviesa en dirección S. a N. con el Nombre de Marañón, y después de recibir las aguas del segundo brazo inicial, el Uyacali, tuerce en dirección E. al llegar cerca de la ciudad de Iquitos, donde toma el nombre de Amazonas, penetrando después en el país y atravesándolo de O. a E. hasta desembocar en el Atlántico. Este río es, como ya se dijo, el mayor sistema hidrográfico del planeta, conteniendo las dos terceras partes del agua dulce disponible en el mundo y lo habitan 200 mil especies de peces, cifra que tiene importancia si tenemos en cuenta que en todos los ríos de Europa apenas suman 150.

 

Desde la llegada de los primeros europeos allá por el 1800, entre los cuales se cuenta el historiador Humboldt, se han hecho continuos relevamientos de esta jungla, que junto con todas las selvas tropicales lluviosas ocupan sólo el 6% de la superficie del planeta y albergan entre el 70% y 90% de las especies existentes en la tierra. El Amazonas en particular, según uno de los más serios relevamientos (1982), alberga en un espacio de 10 Km.2, 760 especies de árboles, 125 clases de mamíferos, 400 tipos de aves, 100 de reptiles y 60 animales anfibios. Este mismo análisis demostró que cada árbol alberga 400 especies de insectos. Y así se podría continuar agregando especies a esta cadena de nunca acabar.

Esta gran diversidad de especies animales y vegetales que existe en el Amazonas, así como en todas las selvas tropicales, hizo pensar a los primeros conquistadores que llegaron a estas tierras que las mismas no eran otra cosa que el Edén; imaginaban que la selva era una inagotable fuente de fertilidad al ver esos gigantescos árboles sobre los que viven tantas clases de animales e insectos, plantas parásitas y, en fin, todo un despliegue de vida sin igual en cualquier otra parte del planeta. Despliegue de vida del que también formaba ya parte el hombre. Pues aquellos conquistadores encontraron varias tribus salvajes a su llegada. Estas tribus eran descendientes de aquellos hombres que, según las teorías más aceptadas, cruzaron el Estrecho de Bering en plena Edad de Hielo, para luego establecerse en los territorios del actual Canadá desde donde se diseminaron por todo el continente. Se cree que las primeras sociedades salvajes del Amazonas se formaron hace aproximadamente 20 mil años de las cuales aún subsisten algunas, aunque muy pocas. Estas sociedades nunca formaron una civilización propiamente dicha, pues eran tribus dedicadas casi exclusivamente a la caza, aunque no se puede negar que vivían, y viven, en perfecta armonía con la naturaleza.

Algunas de las tribus que habitaron este territorio son las siguientes: los tucanos, cobeuas, yahunas, tuyucas, tamas, panos, kaiowas y mikiritare. Éstas dos últimas aún viven en la jungla conservando su estilo de vida casi inalterado.

En estos gráficos se puede ver cuanto ocupan las selvas tropicales de la superficie total del planeta y la cantidad de especies que albergan:

  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *