La quinta copa

Como todos los Viernes, dejamos la reflexión de la Parasha de la Semana, escrita por Romi Krawiecki, Rosh Jinují del Departamento de Juventud.

Las cuatro copas de Pesaj son un símbolo muy conocido dentro del Seder, la cena que se realizan las primeras noches de la festividad. Pero hay una quinta copa, que no se bebe pero permanece a lo largo de todo el festejo. El festejo de la liberación, de ser un pueblo libre de la esclavitud en Egipto.

Esa quinta copa, la copa de Eliahu, es aquella que representa la redención. Recuerda el versículo de la Tora en la que D-s le promete a Abraham que esa “Tierra” será de herencia para su pueblo. Por eso en épocas de exilio se reforzó la costumbre de esta copa, que da lugar a la creencia de un futuro más utópico en el cual no haya exilio alguno.

Pero creado el estado de Israel, y con la posibilidad de hacer aliá. ¿Por qué continuar con dicha costumbre ? ¿Qué valor tiene el exilio en la actualidad ? ¿Qué redención esperamos ? Son muchas preguntas, y están permitidas, es Pesaj la oportunidad de cuestionar, reflexionar y construir un pensamiento crítico tal como lo merece un pueblo libre.

Podríamos pensar que esa redención debe ser del orden de lo individual. Si bien Pesaj es una festividad para estar en familia, podemos reflexionar acerca de nuestra redención personal. Los impedimentos propios. Y quizás el exilio puede ser resignficado y acercarnos a la redención de una manera individual, pero con la ayuda y la escucha de otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *