La Organización Techint

La historia comienza en Italia y no hubiera sido posible, sin las vicisitudes por las que atravesó la península en la primera mitad del siglo XX. En efecto, la trayectoria de Agustín Rocca está asociada a los ascensos y derrumbes de ese país. Nació en Milán el 25 de mayo de 1895; en una época en que ya estaba consolidada la unificación italiana y el despegue industrial prometía un destino de grandeza. A los trece años perdió a sus padres en el terremoto de Messina y, junto a sus hermanos Enrique y Elisa, quedó al cuidado de su abuelo materno. Probablemente el clima bélico que se vivía en Europa, marcó su primera vocación, la carrera militar, y a los 19 años se graduó de subteniente de artillería. Cuando comenzó la Primera Guerra Mundial, en 1914, se alistó como oficial de artillería de montaña y obtuvo reconocimiento por su desempeño; la contienda terminó en 1918, y Agustín obtuvo varias condecoraciones y fue ascendido a capitán. Los tiempos de paz definieron su nueva vocación. Comenzó a estudiar la carrera de ingeniería, especialidad industrial en el Instituto Politécnico de Milán. Se casó con María Queirazza y nacieron los mellizos Anna y Roberto. Cuando se graduó empezó a trabajar en la empresa siderúrgica Dalmine Spa, que se dedicaba a la fabricación de tubos de acero sin costura, y por su buen desempeño fue coronado con una carrera meteórica: en diez años tomó las riendas de la compañía, fue vicepresidente y director general de la sociedad del Estado a la que pertenecía la firma. Eran tiempos en los que la Italia de Mussolini apostaba por el desarrollo industrial para forjar la grandeza nacional. Sin embargo, el inicio de la Segunda Guerra Mundial trastocó los planes y, peor aún, en la posguerra, la derrota italiana implicó su conversión industrial, marcada por los vencedores. Por los efectos dolorosos de la posguerra, Agustín Rocca decidió emigrar y eligió la Argentina; su fascinación por el nuevo país fue inmediata; por eso adoptó la ciudadanía argentina en 1948 y sentenció “Italia es mi madre, Argentina la esposa que elegí”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *