La mitología romaní

En la tradición oral del pueblo Rom podemos encontrar principalmente elementos de la mitología hebraica, con un fuerte acento del aspecto kabalístico y con insinuaciones relacionadas con el culto del fuego de la antigua Persia. No existe ni la mínimo referencia a la mitología india (impropiamente dicha «hindú»), ni animales sacros, ni personajes fantásticos que puedan tener origen en las diversas tradiciones de la India — aunque muchos autores tratan de encontrar forzadamente elementos que en algún modo puedan sostener la tesis del origen indio (la cual se basa solamente en el idioma, pero no en al cultura ni la etnicidad), no consiguen sin embargo obtener sino algunas débiles coincidencias, las cuales se encuentran en cualquier otra cultura europea o mediooriental, costumbres que por otra parte han sido adoptados por los gitanos en Europa, pero no forman parte de su tradición ancestral. Los poquísimos elementos que pueden aparentemente referirse a tradiciones indias son de hecho pertenecientes a la cultura hurrita, en Mesopotamia, fuente común de las mitologías asirio-babilónicas, persas e indias, así como de los pueblos danubianos, con los cuales la mayoría de los gitanos ha convivido durante siglos. Por lo tanto, la características llamadas «indias» de los gitanos son en realidad elementos que se encuentran, aún en mayor medida, entre los húngaros, rusos y eslavos, los cuales le han heredado del Khwarezm, y mas atrás en el tiempo, de Sumer y Subartu.
En cuanto al ámbito puramente religioso, los gitanos profesan tradicionalmente un monoteísmo en el cual la Personalidad del Ser Supremo está bien definida, monoteísmo contaminado con la idolatría romano-bizantina, típica del cristianismo y de las religiones con las cuales los gitanos han estado en contacto en los últimos siglos. No hay ningún indicio de panteísmo, o creencia en la trasmigración de las almas, ni alguna cosa que pueda relacionar a los gitanos con los pueblos de la India. Al contrario, las únicas figuras que represen animales o seres imaginarios son aquellos que se encuentran sólo en la simbología bíblico-hebraica. Que éstos elementos se puedan atribuir al la larga estadía en medio a culturas cristianas no es verosímil, porque el tipo de expresión con la cual las tradiciones gitanas se presentan es mas bien típica de una instrucción de inspiración hebraica o incluso de los comentarios al estilo midráshico, aunque con un misticismo menos acentuado. De hecho, no se puede ni siquiera hablar de «festividades» típicas, exclusivas de los gitanos, sino sólo de interpretaciones particulares que ellos realizan de las celebraciones populares de los países donde son huéspedes. Se puede sólo decir que hay un «estilo» romaní de expresar la cultura europea.
En éste sitio se tomarán en consideración algunas leyendas que los gitanos se han transmitido por generaciones, para analizar el contenido histórico y simbólico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *