LA INDIA MONGOL

La India mogol: los constructores del Taj Mahal
Riquezas sin cuento, palacios fabulosos, intrigas que no respetaban a padres ni hermanos… La India de los constructores del Taj Mahal aparece a nuestros ojos como un mundo de leyenda.

A principios del siglo XVI, un príncipe perteneciente a una dinastía de Asia Central inició una carrera de conquistas territoriales que lo llevó desde Afganistán hasta las cuencas superiores de los ríos Indo y Ganges. Babar descendía por parte de su madre de Gengis Khan, lo que dio lugar al título de Gran Mogol; pero en realidad era ante todo turco: a través de su padre entroncaba con Tamerlán, y tenía el turco como lengua propia y de su corte.
Siguiendo la tradición de los grandes imperios asiáticos, los grandes mogoles se presentaban como soberanos universales, dotados de una condición casi divina, parapetados en suntuosos palacios desde los que irradiaba un prestigio basado en la ocultación de su figura. Pero el régimen absolutista mogol no puede considerarse como un simple despotismo oriental. Aunque los reyes distribuyeron las debidas recompensas entre aquellos que habían colaborado en la conquista del país, generalmente procedentes del Asia Central –turcos, afganos, uzbekos, mongoles–, no por ello excluyeron de los cargos públicos a otras gentes, como los árabes, persas o indios rajput. Del mismo modo, si bien se cuidaron de asegurar la preeminencia del islam, los soberanos mogoles no persiguieron las demás religiones establecidas en la India; alguno de ellos hasta promovió discusiones en un marco de respeto mutuo.
La India mogol puede pasar, pues, por un Imperio multiétnico y tolerante en religión. En el ámbito cultural, se produjo una original síntesis entre el sustrato indio y las aportaciones procedentes de Asia Central. El ejemplo más célebre del arte mogol es sin duda el Taj Mahal, palacio construido entre 1630 y 1653 en recuerdo de la esposa del sultán Shah Jahan, pero también deben recordarse la soberbias fortalezas de Chittor, Gwalior o Agra. Si desde el siglo XVIII los Grandes Mogoles fueron perdiendo posiciones frente a la penetración comercial y política de los británicos, cabe recordar lo mucho que estos últimos aprovecharon del Estadomogol en su propia obra de administración y explotación del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *