LA IGLESIA DE JESUCRISTO DE LOS SANTOS DE LOS ULTIMOS DIAS

LA FAMILIA PUEDE SER ETERNA

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días hace hincapié en la importancia de las relaciones familiares. Creemos que las familias pueden unirse en las más sagradas de todas las relaciones humanas – como marido y mujer y como padres e hijos- de tal modo que no terminen con la muerte.

El Salvador dijo a Pedro: » Y a ti daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos» (Mateo 16:19).

Por medio de la autoridad del sacerdocio de Dios, los matrimonios se llevarán a cabo en los templos; esos pueden perdurar durante toda esta vida y por toda la eternidad; además, los hijos son «sellados» a sus padres lo que proporciona oportunidades para llegar a ser familias eternas. Para compartir estas bendiciones con nuestros antepasados fallecidos, también realizamos matrimonios y sellamientos en favor de ellos, y ellos pueden elegir aceptarlos en la vida venidera.

Creemos que la vida en la tierra es parte una existencia eterna que comenzó mucho antes de que naciéramos, cuando vivíamos con Dios como Sus hijos espirituales. Vinimos a la tierra para ser probados , para demostrar si obedeceríamos los mandamientos de Dios. Cuando morimos, nuestro espíritu deja nuestro cuerpo y se dirige al mundo de los espíritus, donde continuamos aprendiendo y progresando. Retenemos nuestra personalidad individual y nuestra habilidad de elegir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *