LA HELADA ANTÀRTIDA FUE UN PARAÌSO TROPICAL

Hace unos 100 millones de años, lo que hoy es el lugar más frío y desolado del planeta, con montañas estériles bajo casi cuatro kilómetros de hielo, estaba cubierto por bosques y desierto, con un clima templado. Un paraíso, diríase, con dinosaurios y otros animales. En caso de que las elevadas emisiones de dióxido de carbono actuales continuaran, podríamos tener ese mismo cálido escenario.

El problema, dice la experta en medio ambiente Jane Francis en entrevista con la BBC, es que en el pasado el calentamiento se debió a causas naturales, debido a los volcanes, en un largo periodo de tiempo que dio a los animales y las plantas la oportunidad deadaptarse. El actual cambio climático, motivado en gran medida por el factor humano, está ocurriendo muy rápido y las posibilidades de adaptación son menos.

La investigadora del Colegio del Medio Ambiente de la Universidad de Leeds señala quehace millones de años había en la atmósfera más de 1,000 partes por millón (ppm) de dióxido de carbono que calentaron al planeta lo necesario para fundir el hielo; hoy se ha pasado, desde la era preindustrial (dos siglos y medio), de unas 280 ppm a unas 390 ppm; es decir, han aumentado en un grado las temperaturas globales.

Con un ritmo de 2 ppm más al año tendrá que pasar mucho tiempo para que se alcancen los 1,000 mmp, pero a partir de la mitad comenzarían a derretirse con mayor rapidez las capas de hielo, de ahí la importancia de que los gobiernos, comenta Francis, se esfuercen más por reducir las emisiones de dióxido de carbono.

ImagenRobert Nicholl. Reconstrucción de los bosques de la Península Antártica durante el Cretáceo, hace aproximadamente 100 millones de años.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *