La «droga caníbal»

La metiendioxipirovalerona (MDPV) provoca instintos suicidas, paranoia extrema, psicosis e incluso mordiscos

Su nombre científico nos deja perplejos por la gran cantidad de letras que engloba y lo difícil que es de recordar: metiendioxipirovalerona. Sin embargo, si recurrimos a su «alias» es mucho más sencillo que nuestro cerebro recuerde el trágico suceso ocurrido en la localidad ibicenca de San Antonio, donde un joven inglés comenzó a atacar a policías y enfermeras de un centro de salud de manera muy violenta: es la «droga caníbal».

Y, al parecer, no fue el único caso registrado durante la noche con el mismo cuadro diagnóstico. La responsable de estas actitudes parece ser esa droga con nombre imposible, reconocida también con las siglasMDPV. La Unidad Antidroga de la Guardia Civil de Ibiza se encuentra en proceso de localización de una partida de esta sustancia similar a la cocaína que provoca instintos suicidas, paranoia extrema, psicosis e incluso mordiscos –de ahí que haya sido bautizada como «droga caníbal»–.

El responsable de la Unidad Antidroga considera que la partida podría haber sido pequeña, por lo que se habría consumido totalmente. También se baraja la posibilidad de que se haya introducido en Ibiza para que esta isla actuara como «conejillo de indias»: si se compra y consume (tanto fumada como esnifada o inyectada), se comienza a comercializar en otros lugares sabiendo que ya tiene éxito.

Esta droga tiene efectos muy prolongados en el tiempo –cinco miligramos de metiendioxipirovalerona pueden durar hasta siete días–, y es extremadamente peligrosa tanto para el que la consume (que pierde la noción de su propio cuerpo y llega a no notar dolores tan fuertes como la rotura de un hueso) como para los que se encuentran a su alrededor. En 2012, una sustancia que todavía no se ha comprobado que fuera la misma que la de Ibiza, desembocó en la muerte de una víctima: Ruby Eugene se comió el rostro de un mendigoantes de que la Policía de Miami le abatiese a tiros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *