La Convención Nacional Constituyente

La Convención Nacional Constituyente del año 1957, fue convocada para actualizar la Constitución de 1853, y para legalizar la anulación de la reforma de 1949, efectuada por decreto del gobierno de Aramburu.
El 27 de abril de 1956 se abolió la Constitución Nacional sancionada en 1949 y se restableció la de 1853 con las reformas de 1860, 1866 y 1898. Nunca un gobierno de facto había ido tan lejos; el del teniente general José Félix Uriburu (1930-1932) había propuesto una reforma constitucional para incorporar rasgos corporativistas pero lo impidió la firme oposición del ala liberal de los golpistas de 1930, liderada por el general Agustín P. Justo, y de toda la oposición (socialistas y radicales). El siguiente régimen militar (1943-1946), aunque introdujo numerosas reformas legislativas y nombró un miembro en la Corte Suprema de Justicia, ni siquiera intentó reformar la Constitución Nacional. Pero el amplio triunfo de Perón en las elecciones del 24 de febrero de 1946 necesitó que los nuevos aires políticos, caracterizados por el intervencionismo, el distribucionismo y el nacionalismo económico, tuvieran respaldo constitucional, dado que la Corte Suprema había declarado inconstitucional varias leyes sociales dictadas en los últimos años. Un primer paso para resguardar la reciente legislación social fue la destitución, mediante juicio político, de casi todos los jueces del máximo tribunal y del procurador general de la Nación, en abril de 1947.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *