LA CONTEMPLACION EN CUENTOS Y POESÌAS

Hola, todos y cada uno
Una vez mas, como siempre, debo pedir disculpas por enviar un generico, pero si lo estas recibiendo es porque estas en mi corazon…

La contemplacion puede ser tanto un estado como una actitud; la diferencia entre ambas modalidades consiste en que la actitud contemplativa es un acto voluntario (en el que elegimos mirar el mundo y sus entes con una perspectiva determinada y, especialmente, estética) mientras que el estado contemplativo es una modificacion de la totalidad del ser individual (al que no se accede por propia voluntad ni por el esfuerzo personal; más aun, ni siquiera es posible «ganarlo» o «merecerlo»: a ese especial modo de vivir solo es posible acceder de Su mano, siendo invitado por El a entrar a Su jardin)…

No obstante, es posible hacer el esfuerzo de disponerse a la recepcion de esa invitacion, cuando ella ocurra (si es que acaso ocurriera); para ello, los misticos de todos los tiempos y todas las tradiciones han dejado «migas» de pan (para que nosotros, los «Hansel y Gretel» del laberinto boscoso del mundo, podamos orientarnos hacia el Centro, que es nuestra Casa)…

Esas migas o señas se hallan encriptadas en el interior de los cuentos tradicionales, presentes en todas las culturas del mundo…

Asimismo, aquellos que ya han sido invitados a entrar en el Jardin Central del laberinto, aquellos que han accedido al estado contemplativo, nos han dejado tambien signos de sus vivencias, en forma de poesias (unico lenguaje capaz de expresar, aunque insuficientemente, aquella diferente modalidad de existencia, que auna en sí misma, las caracteristicas del viejo hombre y del nuevo, haciendo del contemplativo alguiien que vive en medio del mercado del mundo sin pertenecer por completo a el)…

Me gustaría mucho compartir con ustedes, mis amigos del camino, algunos cuentos tradicionales (en la version de Anthony de Mello) y algunas poesias misticas (en la mirada de San Juan de la Cruz)…

Cabe aclarar que estos textos, en su esencia, son afines a los textos que he enviado en mails anteriores (si por algun motivo, algunos de ustedes no hubieran recibido esos mails – y desearan leerlos – haganmelo saber y se los reenviare con gusto)…

Les envio a todos y cada uno de ustedes un gran abrazo fraterno y espero que la vida lleve siempre el rumbo de vuestra felicidad…

Con afecto
JOSE ANTONIO VILLAVERDE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *