La Comuna Amazónica

La Organización Juvenil Comuna Amazónica (OJCA) nace como un espacio de organización, aprendizaje y movilización en el que confluyen jóvenes de varias comunidades y ciudades de nuestro territorio amazónico, en especial de la provincia de Pastaza. En este espacio, la organización y las propuestas se construyen de manera colectiva basándonos en la recuperación del pensamiento y tradición dejada por nuestros pueblos originarios y la forma de vida de l@s jóvenes amazónicos del campo y la ciudad. Desde ahí avanzamos hacia la construcción de una identidad como jóvenes amazónicos que nos permita integrar las necesidades actuales de nuestro pueblo junto con nuestras propuestas de lucha y defensa del territorio.

La OJCA construye diversos espacios de aprendizaje y acción -talleres de formación, intercambios, encuentros juveniles, trabajo comunitario, y eventos de arte y cultura- que permitan abordar con la sociedad (tanto en la ciudad como en el campo), y en especial con la juventud, temas urgentes como la problemática evidenciada en el panorama provincial y regional.

Nuestro colectivo se ha venido conformando desde hace varios años, en base al trabajo realizado independientemente en distintos sectores de la provincia y región amazónica y nuestro trabajo se realiza de manera totalmente voluntaria, por consecuencia con la herencia dejada por nuestros abuelos y abuelas, dirigentes y líderes de los procesos organizativos del país.

NUESTROS PRINCIPIOS IDEOLÓGICOS
“No se construye el presente sin conocer el pasado”

La búsqueda permanente de la unidad, el diálogo y la organización de jóvenes que demandan espacios desde los cuales aportar desinteresadamente a la concientización social y a la movilización de la juventud frente a las amenazas que el actual sistema económico, político y social (el capitalismo) propugna hacia nuestra formas de vida comunitarias, hacia nuestras identidades y cultura, y hacia la conservación de nuestra madre naturaleza.

La defensa de la vida en todas sus formas, es decir, tanto en su expresión social representada en los diversos pueblos y sus diversas identidades étnicas y culturales, como en su expresión ambiental de la cual forman parte los distintos organismos y elementos que conforman la naturaleza.

La lucha permanente contra todo tipo de explotación y opresión hacia el ser humano y la naturaleza, de manera que este principio se refleje en cada una de nuestras acciones como colectivo.

La lucha permanente contra toda forma de exclusión social sea esta de carácter económico, político, de clase, racial, étnico, cultural, de género, religioso, etc.

El respeto a la diversidad de identidades impulsado desde el diálogo permanente entre éstas, de manera que en este reconocimiento de la diversidad, confluyan elementos comunes que nos permitan configurar una identidad conjunta para la lucha.

La reivindicación de la unidad ser humano-naturaleza, basada en los principios de la cosmovisión de nuestros pueblos ancestrales y en su visión de la naturaleza como un ser viviente integral en el cual todos sus elementos y organismos –entre ellos el ser humano- están íntimamente relacionados.
La reivindicación del principio de reciprocidad entre seres humanos, entre el ser humano y su medio social, y entre el ser humano y su medio natural, propugnando de esta manera, que nuestro trabajo dentro de la organización es de carácter desinteresado y tiene un espíritu de profunda reciprocidad hacia nuestra sociedad y nuestra madre naturaleza.

La autogestión como medio de movilización organizativa y autónoma, a través del cual podamos conseguir recursos y aportes de todo tipo para la consecución de nuestras acciones y objetivos.

El trabajo enfocado en sectores populares y marginados en los cuales orientaremos nuestros esfuerzos a generar conciencia, propuestas y acción frente a la problemática social y ambiental actual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *