La cárcel más cara del mundo: la prisión de San Quentin

La prisión de San Quentin, en el estado de California (Estados Unidos) tiene capacidad para 3.317 prisioneros. Ya acumula una historia de 150 años. Es la cárcel más cara del mundo, valorada entre 80 y 100 millones de dólares. Generalmente los alrededores de las cárceles son desiertos y anodinos, pero la San Quentin es muy especial, por su ubicación en la zona más hermosa de la Bahía de San Francisco. La prisión está rodeada de agua por tres de sus lados y con las montañas en el lado restante. Junto a ella se encuentra un muelle para embarcaciones de recreo. Contemplada desde lejos, la cárcel y las islas cercanas cubiertas de verde oscuro parecen más un pintoresco y encantador paisaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *