La cárcel más apretada del mundo: la cárcel Kresty

Las prisiones rusas son famosas por su sobreocupación, sobre todo la cárcel Kresty en San Petersburgo. Este centro penitenciario fue diseñado para albergar a 3.000 reclusos, pero el número real alcanza los 10.000. La superficie per cápita es 4 metros cuadrados y el tiempo para la ducha semanal es de 15 minutos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *