La astronomía antes de Galileo

Desde la aparición de la astronomía matemática en el siglo IV a.C. hasta el final del siglo XVI los astrónomos utilizaron para sus observaciones refinados instrumentos graduados.

PETRUS APIANUS, INTRODUCTIO GEOGRAPHICA, ANTWERPEN 1553

Inicio artículo

En el imaginario colectivo, la figura del astrónomo está ligada al telescopio. Con el ojo en el ocular del instrumento, los astrónomos escrutan el universo para descubrir sus secretos. Desde que Galileo Galilei (1564-1642) se pasase noches en vela seducido por las extraordinarias novedades celestes que le descubría un telescopio de 30 aumentos, llevan casi cuatro siglos observando el cielo con instrumentos ópticos de potencia creciente.
Desde hace unos veinte años, esta figura idealizada del astrónomo no refleja ya la actividad real de unos investigadores que, sentados delante del monitor de un ordenador, examinan imágenes digitales captadas con telescopios situados a miles de kilómetros de distancia, o incluso en órbita. Pero tampoco refleja lo que hacían antes de Galileo, cuando escrutaban el cielo con instrumentos cuya función era completamente distinta de la del telescopio. Mucho antes de admirar la conformación de los cuerpos celestes, los astrónomos estaban interesados en medir con la máxima precisión posible los principales parámetros de la esfera celeste y las coordenadas de estrellas y planetas. El éxito de tal actividad dependía del uso de algunos instrumentos que, en gran parte, estaban dotados de distintas escalas graduadas. A lo largo de los siglos, los instrumentos de marras hicieron posible algunos descubrimientos de considerable relevancia: desde la precesión de los equinoccios hasta la disminución de la oblicuidad de la eclíptica, desde las principales desigualdades del movimiento lunar hasta las tres leyes de Kepler. El telescopio no eliminó de la astronomía «a simple vista» esos instrumentos; contribuyó a hacerlos más precisos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *