La AMIA exige frenar el acuerdo con Irán

Advierte la entidad que corre «serio riesgo» la causa judicial
Por Hernán Cappiello  | LA NACION
  El presidente de la AMIA, Guillermo Borger, ayer, en su despacho. Foto: Ignacio Coló

Más notas para entender este tema


La AMIA pateó el tablero
 y le redobló la apuesta al Gobierno. La entidad, que reúne a las mutuales judías, rechazó ayer el acuerdo que firmó la Argentina con Irán para interrogar a los sospechosos iraníes de cometer el atentado de 1994 y para la formación de una Comisión de la Verdad que revise la causa.
Reclamó, en cambio, hacer un nuevo convenio, que excluya esa comisión y que incluya explícitamente que los acusados serán indagados por la justicia argentina con las formas de las leyes argentinas, según señaló el presidente de la AMIA, Guillermo Borger. Para esa entidad, de seguir adelante con el primer memorándum, la causa judicial «corre serios riesgos de caer en una nulidad insalvable».
La AMIA y la DAIA habían rechazado el pacto. Luego de reunirse con Timerman el martes la AMIA pidió un anexo con aclaraciones, pero ahora rechazó de plano el convenio.
«Es necesario rehacer este documento, hacer uno nuevo, aunque seguramente dilate los tiempos», dijo Borger durante una entrevista con LA NACION, en la que se quejó de que el acuerdo había sido «inconsulto» e «intempestivo», lo que les molestó.
«El memorándum nos sorprendió, semejante propuesta jamás fue consultada, ni notificada, ni antes, ni durante. Nos sentimos sumamente molestos, nos hizo sentir muy mal», admitió en el quinto piso del reconstruido edificio de la AMIA, junto con Miguel Bronfman, abogado de la entidad. «Nos sonaba que estaba fuera del marco constitucional», dijo.
Expresamente la AMIA se molestó porque se formara una Comisión de la Verdad: «Nos opusimos porque después de 19 años y con las pruebas que tiene el fiscal Alberto Nisman parecería que todo es mentira. Es inaceptable y el canciller contestó que posiblemente esto haya sido un error de su parte». Explicó que quieren que se diga que los acusados serán indagados y no interrogados «porque parecería un reportaje y debe ser una indagatoria, dentro de la ley argentina, en cabeza del juez de la causa y del fiscal».
«Vimos el memorándum, y entendemos necesario rehacer este documento, hacer uno nuevo, aunque dilate más los tiempos». E insistió: «Es indispensable rehacer el documento con Irán, por no ser claro».
«El canciller hizo aclaraciones oralmente que no se contemplan en el memorándum y lo modifican. Aun cuando se envíen al Congreso y se aprobaran, no tendría valor si no es aprobado por Irán», dijo.
Según enfatizó Borger, es necesario rehacer el documento con estos contenidos, bien claros con asesores judiciales, con la venia del juez y el fiscal». Y añadió que se debe mandar eso a Irán, para que lo refrende.
-Pero Timerman lo rechazó…
-Hagamos un nuevo documento. Será la estrategia del Gobierno llevar la inquietud a su contraparte iraní.
-¿Rechazan el memorándum original entonces?
-Sí, lo rechazamos.
-Si el Gobierno avanza igual con las indagatorias, ¿que harán?
-Lo rechazaríamos.
-Familiares dijeron que ese acuerdo pareciera un blanqueo para Irán y que tiene un objetivo económico, ¿que piensa?
-No puedo pensar en un doble discurso. Desde el Gobierno tienen la voluntad de avanzar en el caso. Las relaciones comerciales se han incrementado, pero es entre empresas y no entre Estados.
-¿Le cree al Gobierno?
-Creemos en sus buenas intenciones respecto de esto.
-¿Por qué cree que el Gobierno impulsa ahora el acuerdo?
-Sabemos que Irán no es confiable, es teocrático, fundamentalista y negacionista del Holocausto, y esto es particularmente sensible para mí. Soy hijo de sobrevivientes, mi mama de 87 años tiene su número de campo de concentración estampado en el brazo. A mí no me pueden decir que el Holocausto no existió. No aceptamos un interlocutor no confiable como Irán y no es confiable para firmar acuerdos
-¿Por qué lo hace entonces el Gobierno?
-Lo desconozco. Se habla de una posibilidad, de alguna sugerencia.
-¿Cree que los sospechosos pueden aportar algo nuevo?
-La indagatoria es la posibilidad de avanzar para que el juez en 10 días pueda procesarlos, con lo que debería pedir la detención inmediata. Nunca se me ocurriría pensar que estos procesados y detenidos se entregarían a la Justicia.
-¿Cree que Irán puede entregar a su ministro de Defensa, Ahmad Vahidi, uno de los sospechosos del atentado?
-No, a ninguno, pero el canciller dijo que tiene el compromiso de Irán, cosa que no dice el memorándum, para interrogarlo.
-¿Cree que esto va a prosperar?
-No lo sé, es nuestra voluntad. Estamos yendo a la «casa del malo» para dar una posibilidad más a Irán.
-¿Y si después los sobreseen?
-Lo apelaremos en el marco de la ley argentina. Ellos trabajan para un incremento de armamento nuclear y esto le hace ruido a todo el mundo y es un peligro para el mundo; nosotros fuimos pioneros en saber que Irán va de la mano del terrorismo internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *