Jutba del viernes 8 de julio de 2011

Mezquita

del

Centro Cultural Islámico

«Custodio de las Dos Sagradas Mezquitas, Rey Fahd»

Buenos Aires – Argentina

viernes 7 de sha`ban de 1432 / 8 de Julio de 2011

Traducción de la Jutba pronunciada

por el

Sheij Muhammad Al Ruwaili

x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x

PRECEPTOS PARA REALIZAR EN INVIERNO

Alabado sea Dios, Quien nos guió agraciándonos con la fe y no hubiéramos podido encaminarnos de no haber sido por Él. Atestiguo que no hay otra divinidad excepto Dios, Único, sin asociados. Atestiguo que Muhammad es Su siervo y Mensajero. ¡Dios! Bendice a Muhammad, su familia, sus compañeros y todos los que sigan su guía hasta el Día del Juicio Final.

Nos refugiamos en Dios del mal que existe en nuestras propias almas y de las consecuencias que puedan acarrear nuestras malas acciones.

¡Hermanos! Teman a Dios y sepan que la sucesión de los días, las noches y los años es un designio divino que no ha de cambiar, el tiempo va transcurriendo y se suceden las estaciones de verano otoño invierno y primavera. Dios con su bendición establece para cada estación asuntos especiales de las mismas, como los cultivos, las cosechas y distintos tipos de labores.

El creyente debe reflexionar en estos cambios estacionales, agradecerle a Dios con palabras y obras, ya que en invierno se deben realizar determinados actos especiales.

El Imam Ahmad registró que Abu Saíd al Judri escuchó al Profeta decir «El invierno es la primavera del creyente» Al Baihaqi agregó: «La noche es más larga para levantarse a orar y el día más corto para ayunar», se considera la primavera del creyente porque se puede dedicar más a los actos de adoración y obediencia.

Entre los preceptos especiales para invierno podemos citar:

Hacer la ablución a pesar del frío: El Mensajero de Dios dijo: «¿Quieren que les indique como borrar las malas obras y elevarse en grados?» Le dijeron ¡Sí, Mensajero de Dios! Entonces les dijo: «Realizarse correctamente la ablución a pesar del intenso frío, incrementar los pasos a las mezquitas, esperar la oración siguiente luego de haber cumplido con una, esto es mantenerse unido a Dios y un esfuerzo denodado» (Muslim).

Usar guantes, si bien el hadiz dice: Me fue ordenado posternarme sobre siete partes del cuerpo y algunos opinaron que debían sacarse los guantes, la respuesta es que las rodillas también están cubiertas por lo que no hay impedimento en el uso de guantes.

¿Qué decir al ver las nubes y la lluvia?: En invierno predominan las lluvias las cuales son una misericordia de Dios Todopoderoso, son un bien para el suelo y para los siervos por lo que debemos ser agradecidos. Aisha narró que el Mensajero de Dios cuando veía a las nubes formarse dejaba de hacer lo que estuviese haciendo y rogaba; «Me refugio en Ti de su mal» y si llovía decía «Que sea una lluvia beneficiosa». Solía decir cuando llovía: «Nos cae la lluvia por el favor y misericordia de Dios» Al (Bujari y Muslim). Los ruegos no son rechazados cuando desciende la lluvia: El Mensajero de Dios dijo: «Dos ruegos no son rechazados: El que se realiza entre el llamado a la oración y el prefacio y el que se realiza al caer la lluvia» (Al Hakim) (Al Albani, lo declaró bueno). Es decir; no es rechazado o las posibilidades de ser rechazado son menores por ser un momento de misericordia.

¿Qué hacía el Mensajero de Dios cuando descendía la lluvia? Anas relató que en una oportunidad los alcanzó la lluvia estando con el Profeta y éste se levantó su camisa para sentir la lluvia en su espalda y le pregunté por qué lo hacía y me dijo: «Porque es una misericordia de Dios que quiero sentir» (Muslim).

Las prendas que pueden ensuciarse cuando la lluvia se hace intensa o salpicarse con los charcos de agua: Muchos dudan acerca de la pureza o no de las prendas que son alcanzadas por el barro cuando hay lluvia intensa, la respuesta es que no es obligatorio lavarlas para rezar ya que originalmente están formadas por barro y el barro es puro, grupos de las primeras generaciones solían ingresar a la mezquita con barro y rezaban sin lavarlo.

Pero, en nuestra época, debemos tener cuidado con la higiene de las alfombras que usamos ahora en nuestras mezquitas a diferencia de aquella época.

Rezar sobre la cabalgadura o el medio de transporte: Si uno está de viaje y teme que bajarse del vehículo sea para peor como ensuciarse o contaminarse las manos o la ropa se realiza la oración sentado en el vehículo haciendo los movimientos dentro de la manera posible.

Apagar los calefactores antes de dormir: Abu Musa narró que una casa se incendió debido a que dejaron el fuego de calefacción encendido, el Profeta luego dijo: «El fuego es su enemigo, cuando vayan a dormir apáguenlo». Ibn Umar narró que el Profeta dijo: «No dejen los fuegos encendidos cuando vayan a dormir» (Al Bujari y Muslim).

Frotar los juff o calcetines y el turbante: Los juff son calcetines de cuero y los calcetines comunes son los de algodón grueso, el Profeta solía frotarse los juff bajo las siguientes condiciones:

1- Ponérselos en estado de pureza.

2- Que los juff no tengan ninguna impureza.

3- Se puede frotar sobre los juff cuando se va a hacer la ablución no cuando se deba bañar por estar poluto.

4- El tiempo de posibilidades de frotarse es de un día entero para el residente y tres días para el viajero.

Se comienza a contar el tiempo desde el momento que debe renovar la ablución después de habérselos puesto en estado de pureza. En caso de transcurrir el tiempo y sigue con la ablución esto con corta su estado de ablución.

Por ejemplo: si alguien se coloca los juff a la oración del Alba y renueva la ablución antes de la oración del mediodía, a partir de ese momento comienza a contar un día, si al otro día llega la oración del mediodía y está en estado de purificación porque se hizo la ablución tiempo atrás no impide hacer la oración del mediodía sin quitárselas, pero una vez que pierda la ablución a partir de ese momento debe quitárselos y lavarse los pies al hacer la ablución.

Cómo se debe frotar sobre los calcetines y los juff: Se debe humedecer las manos y frotar con los dedos desde la punta del pie hacia arriba por el empeine, Ali dijo «Vi al Mensajero de Dios pasarse las manos húmedas sobre el empeine» (Abu Daud).

Frotar sobre el yeso o una venda: En caso de que alguien necesite vendarse o enyesarse alguna de las partes que se debe lavar en la ablución simplemente se frota suavemente sobre esta parte hasta que se cure, esto es una facilitación de Dios para que el siervo pueda cumplir con sus actos de adoración.

Frotarse el turbante, se confirmo que el Mensajero de Dios solía hacerlo y esto es humedeciendo la mano y frotando suavemente sobre el turbante, en cambio el gorrito y gutra no hay dificultades en quitárselos por lo tanto deben hacerlo cuando se froten la cabeza.

Juntar dos oraciones, la del mediodía con la de la media tarde y la del ocaso con la de la noche, en cualquiera de los dos horarios en caso de lluvia torrencial o muy copiosa, o granizo, piedra o nieve.

Que Dios nos bendiga a través del Sagrado Corán y las enseñanzas del Mensajero de Dios.

Sepan que Él está bien informado de lo que hacen, témanle pues, y pidan bendiciones por el Profeta Muhammad, y repitan Ruegos y Súplicas a Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *