Jutba del viernes 5 de agostomartes, 9 de agosto de 2011, 11:21

Mezquita del Centro Cultural Islámico

«Custodio de las Dos Sagradas Mezquitas, Rey Fahd»

Buenos Aires – Argentina

____________

Viernes 5 de Ramadán 1432 / 5 de agosto de 2011

Traducción de la Jutba pronunciada

por el

Sheij Nasser Al Mogbel

EL MES DE RAMADAN Y LAS GRACIAS QUE ENCIERRA

Alabado sea Dios que ha agraciado a sus siervos con tiempos de bendición en los que perdona sus pecados, les expía sus faltas, aumenta su recompensa y les eleva en su posición. Doy testimonio que no hay más divinidad que Dios, el de amplios dones y desbordantes dádivas. Y doy testimonio que Muhammad es su siervo y mensajero, y que es la mejor criatura, que la paz y bendiciones de Dios sean con él, con sus sahabas, que Dios esté complacido con todos ellos, y con todos los que le sigan en buena manera.

Primera Jutba

¡Gente! Teman a su Señor, adórenle y agradézcanle por sus gracias para con ustedes; alábenle y conozcan sus gracias de prescribirles épocas de bienaventuranza que se repiten cada año, para que se les multipliquen las gracias y bendiciones de Dios y se renueve el dinamismo por las obras de bien y por evitar los pecados.

¡Siervos de Dios! Estamos en un mes grandioso y una época pródiga, en la que se multiplican las bendiciones y se restringen las faltas. Se trata del mes de Ramadán en el que se reveló el Corán, es el mes del ayuno y el rezo, el mes de las limosnas, el bien y la caridad. Su inicio es misericordia, su parte media es perdón y su final es liberación del fuego. Es un mes en el que Dios agració a la Comunidad musulmana con cinco características que no dio a otra nación:

1.- El mal aliento de la boca del ayunante es más querido para Dios que el perfume del almizcle.

2.- Los ángeles piden perdón por los ayunantes hasta que desayunan.

3.- En el Dios embellece su paraíso y dice: «Pronto mis siervos devotos encontrarán sufrimiento y esfuerzos y llegarán a ti».

4.- En él se encadena a los demonios y no pueden acosar a quien acosaban.

5.- Dios perdona a los musulmanes en su última noche.

Es un mes que a quien lo ayuna con fe en Dios y procurando la recompensa de Dios, Dios le perdona los pecados y quien reza en sus noches con fe y devoción, Dios le perdona sus pecados. Es un mes en el que se abren las puertas del paraíso y se cierran las del infierno. En ambos sahih encontramos que el Profeta, la paz y las bendiciones de Dios sean con él, dijo: «Dios dice: Toda obra del hombre es para él, excepto el ayuno que es para Mí y Yo mismo lo recompensaré». Luego agrega: «El ayunante goza de dos alegrías: cuando desayuna se alegra; y cuando se encuentra ante su señor se alegra por su ayuno». Se alegra al desayunar por dos motivos: por haber completado un día de ayuno en el que Dios le dio fuerzas y por que cuando se encuentre a su Señor éste le esperará con una gran recompensa. Aprovéchenlo con la adoración, los rezos frecuentes, la recitación del Corán, la tolerancia, el recuerdo de Dios y el buen trato.

Retiren de sus corazones el odio y la enemistad, pues las obras de la gente se presentan a Dios los lunes y el jueves pero las obras de los que tienen conflictos y resentimientos se devuelven hasta que se arrepienten y se reconcilien.

Hay cuatro cosas que debemos hacer con más frecuencia en Ramadán; dos complacen a nuestro Señor y dos son inevitables. Las dos que complacen a nuestro Señor son el testimonio de que no hay dios fuera de Dios y pedir perdón a Dios. Las dos cosas que son inevitables son: pedir a Dios el paraíso y pedir refugio a Dios del fuego. No dejen de pronunciar plegarias durante el iftar pues el ayunante tiene, al desayunar, una plegaria que no se rechaza.

Deben saber que el ayuno fue prescrito para que la persona adquiera Taqwa y prohiba a su cuerpo cometer pecados. Así dejará de cometer actos ilícitos como el engaño, la traición, la opresión, la estafa, la usurpación de derechos, la morbosidad, y todo acto ilícito como la mentira, la maledicencia, el chisme, la calumnia y el insulto. Si alguien les insulta les maldice pues digan: «Estoy ayunando» y no debe devolver el insulto. Que los días del ayuno sean especiales; dijo el Profeta, la paz y las bendiciones de Dios sean con él: «Quien no abandona la falsedad, la mentira y la injusticia debe saber que Dios no tiene necesidad que deje de comer y beber.»

Y hagan de sus hijos e hijas ayunen si pueden hacerlo. Los sahabas, que Dios esté complacido con ellos todos, solían hacer ayunar a sus hijos y hasta cuando algún niño lloraba de hambre le daban un juguete para que se entretenga hasta la hora de desayunar. Los niños ganaban recompensa por ayunar y los padres o tutores por educarles y orientarles.

Dice Dios, glorificado sea, en el Noble Corán: «¡Oh, creyentes! Se les prescribió el ayuno al igual que a quienes les precedieron para que alcancen la piedad.»

Que Dios nos bendiga con lo que leamos y entendamos del Corán, y nos beneficie con la compresión de Sus sabios signos.

Le pido a Dios perdón por nuestras faltas. Háganlo ustedes también.

Segunda Jutba

Alabado sea Dios con alabanza pura, bendita y profusa y que la paz y bendiciones de Dios sean con nuestro Profeta, la paz y las bendiciones de Dios sean con él, con su familia y con sus sahabas, que Dios esté complacido con ellos todos.

¡Gente! Teman a Dios y agradézcanle por sus dones abundantes y generosos en especial en este mes bendito de ramadán. En ramadán se reveló su libro explícito que es misericordia para los mundos, luz para los buscadores de la luz, guía para los piadosos y enseñanza para los sensatos. Un libro cuyas aleyas sabias se revelaron en detalle por quien es sapientísimo e informado. No le alcanza la falsedad; es revelación del sapientísimo, digno de alabanza. En él encontrarán información histórica del pasado, profecías del futuro y legislación para el presente. Quien se aferre a él estará a salvo y quien busca en él guía será guiado. Y quien lo rechace estará perdido ¡Qué mal destino!

En este mes Dios agració a sus siervos prescribiéndoles el ayuno y designándolo como uno de los pilares del Islam; además, decretó que la recompensa por ayunarlo con fe y devoción, sea el perdón de todos los pecados pasados.

También en este mes Dios agració a sus siervos con la prescripción del rezo nocturno. Quien reza por las noches de Ramadán con fe y devoción tendrá sus pecados pasados perdonados y quien lo hace detrás del Imam hasta que este lo concluye, recibe la recompensa de haber estado rezando toda la noche.

En este mismo mes bendito Dios agració a los musulmanes con la noche de Lailat ul qadr que es mejor que mil meses. Quien reza en esta noche con fe y devoción tendrá sus pecados pasados perdonados.

Las bendiciones de este mes son ingentes y abundantes, así que alaben a Dios por lo que les agració y cuídense de que no se les escapen las oportunidades que se presentan en sus días y sus noches. Si supiesen lo que Ramadán encierra desearían que dure todo el año.

A’udhu bil-lahi min ash-shaitanir-rayim; dijo Dios, alabado sea: «Recuérdenme pues, que Yo los recordaré, agradézcanme Mis mercedes y no sean ingratos.»

¡Oh Dios! Da bendiciones y paz a nuestro Profeta Muhammad, a sus familiares, a todos sus discípulos y a quienes sigan su guía de buena manera hasta el Día del Juicio. ¡Oh Dios! Da tu complacencia a todos los discípulos de Tu Mensajero, de quienes fueron destacados Abu Baker, Omar, ‘Uzman y ‘Ali. Complácete también con todos los seguidores de estas nobles personas, quienes siguen su guía hasta el Día del ajuste de cuentas, y con nosotros los presentes, pues Tú eres en verdad el más Clemente.

¡Oh Dios! Enaltece y dignifica al Islam y a los musulmanes, protégenos del mal de nuestros detractores, y líbranos de los problemas del encarecimiento de los productos, la propagación de enfermedades, de la usura y el interés monetario, del adulterio y la fornicación, de los terremotos, de las dificultades y las tribulaciones, y de la perversión y corrupción oculta y evidente.

¡Oh Dios! Perdónanos y perdona a nuestros hermanos creyentes que ya fallecieron, y no hagas que en nuestro corazón se encierre el desprecio y el odio por los que han creído en Ti como se debe. Tú eres el más Bondadoso y Misericordioso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *