Jutba del viernes 02-09-2011

Mezquita

del

Centro Cultural Islámico

«Custodio de las Dos Sagradas Mezquitas, Rey Fahd»

Buenos Aires – Argentina

_____________________

viernes 4 de Shawwal de 1432 / 2 de septiembre de 2011

 

Traducción de la Jutba pronunciada

por el

Sheij Muhammad Alruwaili

 

 

LA CONTINUIDAD EN LOS ACTOS DE OBEDIENCIA

Alabado sea Dios Quien nos guió agraciándonos con la fe y no hubiéramos podido encaminarnos de no haber sido por Él. Atestiguo que no hay otra divinidad excepto Dios, Único, sin asociados. Atestiguo que Muhammad es Su siervo y Mensajero. ¡Dios! Bendice a Muhammad, su familia, sus compañeros y todos los que sigan su guía hasta el Día del Juicio Final.

Primera Jutba:

Una de las gracias que Dios concede a Sus siervos y que evidencia Su inmensa misericordia es facilitarles el camino para que puedan incrementar la adoración y los actos de obediencia durante el mes de Ramadán y fortalecer su voluntad para que puedan dejar los pecados, las faltas y las pasiones. Es por ello que podemos observar como en Ramadán a diferencia de otros meses aumentan las buenas obras y prosperan las caridades.

Continuar luego de Ramadán con la misma intensidad en los actos de adoración es muy difícil debido a que éste es un mes bendito y sus particularidades predisponen a la persona de una manera especial, aunque esto es un compromiso que debemos asumir todos.

Es por ello que considero importante mencionar los siguientes asuntos:

1. Algunas personas cuando termina Ramadán regresan al mismo estado de negligencia en el que se encontraban antes y reinciden en el incumplimiento de algunas obligaciones, pudiendo incurrir nuevamente en pecados y actos prohibidos. Dios dice: “No sean [al romper vuestro compromiso con Dios y volver a la incredulidad] como quien deshace el hilado que había realizado cuidadosamente. No toméis compromisos especulando no cumplirlos para su conveniencia, aprovechándose de ciertas situaciones. Dios los pone a prueba para que se les evidencie quienes Le obedecen de quienes no. Y el Día del Juicio juzgará entre ustedes sobre lo que discrepaban.” (Sagrado Corán 16:92)

Es importante tener presente que el Señor de Ramadán es el Señor de los demás meses del año y que tanto las obligaciones como las prohibiciones son importantes siempre, por lo que el musulmán debe cumplir con las normas establecidas por Dios en todo momento. Abu Za‘labah Al Jushani relató que el Mensajero de Dios dijo: “Ciertamente Dios ha prescripto deberes que no deben descuidar, ha establecido límites que no deben transgredir y ha dispuesto prohibiciones que no deben violar”. Dios dice: “¡Oh, creyentes! Teman a Dios como es debido y no mueran sino sometidos a Él.” (Sagrado Corán 3:102)

Y registró Muslim en su libro que Sufian Ibn ‘Abdullah relató: Le dije al Profeta, ¡Mensajero de Dios! Dame un consejo que me baste para que no tenga que pedir ningún otro a nadie más después de ti. Y dijo: “Di: ¡Creo en Dios! Luego compórtate correctamente”. Y los sabios dicen que comportarse correctamente significa cumplir con los preceptos establecidos por Dios.

2. El musulmán no debe descuidar nunca los actos de adoración voluntarios, por lo que debe esforzarse también luego de Ramadán.

Quien cumple con los actos de adoración recomendables alcanza el amor de Dios, tal como lo dijo el Mensajero de Dios en el Hadiz Qudsi conocido: “Ciertamente Yo amo al siervo que persiste en la realización de actos de adoración voluntarios con la intención de aproximarse más a Mi”. Y entre las gracias de Dios está también el hecho de haber establecido diferentes formas de adoración para que el siervo pueda fortalecer mediante éstas el vínculo con su Señor.

Es muy importante que el musulmán sea perseverante en sus actos de adoración aunque sean pequeños. Aisha relató que el Mensajero de Dios dijo: “Por cierto que las obras que Dios más ama son las que se mantienen con el tiempo aunque sean pequeñas”.

Entre los actos recomendables después de Ramadán podemos mencionar:

– Ayunar seis días de Shawwal. Abu Aiiub Al Ansari relató que el Mensajero de Dios dijo: “Quien luego de Ramadán ayune seis días de Shawwal será como si hubiese ayunado todo el año”.

– Ayunar tres días todos los meses, rezar la oración de la media mañana y la impar de la noche. Abu Hurairah dijo: “El Mensajero de Dios me recomendó ayunar tres días de cada mes, rezar dos ciclos a media mañana y rezar la oración impar antes de dormir”.

– Rezar durante la noche, aunque sean pocos ciclos, pues estas oraciones son las mejores luego de las obligatorias.

– Hacer caridades. Dios dice: “Quienes hagan caridad con sus bienes, noche y día, en privado o en público, tendrán su recompensa junto a su Señor, y no temerán ni se entristecerán.” (Sagrado Corán 2:274)

¡Hermanos! No nos olvidemos que esta vida es una morada transitoria por lo que debemos aprovechar nuestro paso por ella para aprovisionarnos con obras piadosas ya que nadie sabe cuándo la muerte lo sorprenderá y cuál será el sello de su vida.

Dios te pedimos que nos concedas un final para nuestras vidas que sea digno y favorable.

Que Dios nos bendiga con el Grandioso Corán y nos guíe para que Le temamos como Se merece. Y pido a Dios que perdones nuestros pecados, pues Él es Absolvedor, Misericordioso.

Segunda Jutba:

Alabado sea Dios, Quien fortalece y eleva a los creyentes. Atestiguo que no hay otra divinidad salvo Dios, Único sin asociados, y atestiguo que Muhammad es Su siervo y Mensajero, que la paz y las bendiciones sean con él, con su familia y compañeros.

¡Siervos de Dios! Afírmense en el Islam aferrándose al asidero más firme y sepan que Dios está con la comunidad y quien se aparte de ella será castigado el Día del Juicio.

¡Dios! Te ruego indulgencia y bienestar en esta vida y en la otra. ¡Dios! Te ruego indulgencia y bienestar en mis asuntos religiosos y mundanales, mi familia y mis bienes. ¡Dios! Cubre mis debilidades y sosiega mis miedos. ¡Dios! Protégeme por delante, por detrás, por mi derecha, por mi izquierda y por encima de mí. Me refugio en Tu grandeza de ser engullido por la tierra.

Dios dice: “Dios ordena ser equitativo, benevolente y ayudar a los parientes cercanos y prohíbe la obscenidad, lo censurable y la opresión. Así les exhorta para que reflexionen.” (Sagrado Corán 16:90)

Invoquen a Dios el Grandioso que Él los recordará siempre y agradézcanle por Sus gracias que se las incrementará.

Sepan que Él está bien informado de lo que hacen, témanle pues, y pidan bendiciones por el Profeta Muhammad y repetid Ruegos y Súplicas a Dios.

x.x.x.x.x.x.x.x.x.x.x.x.x.x.x.x.x.x.x.x.x.x.x.x.x.x.x

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *