José Ribera Sans (1852-1912)

José Ribera Sans fue heredero de la larga y brillante tradición quirúrgica española recuperada en el siglo XIX por el impulso de un grupo de cirujanos de gran altura como Diego de Argumosa, Joaquín Hysern o Melchor Sánchez Toca. La introducción de nuevas técnicas, la difusión del uso de la anestesia, y el impulso al especialismo quirúrgico en España corresponde a la siguiente generación de cirujanos representados ejemplarmente por Federico Rubio Gali y Juan Creus Manso, y por las escuelas que fundaron. Alejandro San Martín, iniciador de la moderna angiología, su discípulo Goyanes Capdevila, creador de la anestesia arterial, Salvador Cardenal -fundador de la escuela de la que salieron Rusca, Requesens y Ribas, entre otros- con su contribución a la auroterapia en el cáncer, o Cervera, pionero de la cirugía oncológica, representan con el propio Ribera Sans, iniciador de la cirugía pediátrica, la generalización en España del empleo de la anestesia y la antisepsia y la consolidación del especialismo quirúrgico, esto es, la moderna cirugía científica de las úlimas décadas del siglo XIX y primeras del XX.

 

El cirujano José Ribera Sans (1852-1912), nacido en Tarragona, se formó en Granada bajo la tutela de Juan Creus Manso -a su vez discípulo de Diego de Argumosa-, quien determinó su orientación quirúrgica y científica. Se instaló profesionalmente en Madrid tras obtener en su Facultad de Medicina el título de doctor en 1877 y en esta ciudad permaneció hasta su muerte. Desde 1885 fue director del Hospìtal del Niño Jesús en el que había entrado por oposición como médico de guardia en 1878, al poco de su fundación, y en el que fue enseguida titular de la sección de cirugía. En este hospital, el primero infantil en España, desarrolló su labor y lo adaptó a las nuevas exigencias de la cirugía pediátrica postlisteriana. Se le considera su iniciador en España y se cuenta entre los pioneros europeos. Desde 1888 ocupó por oposición la cátedra de clínica quirúrgica de la Facultad de Medicina de Madrid, desde donde fomentó la investigación entre sus estudiantes, cuyos trabajos clínicos se publicaban tras cada curso académico.

Entre sus contribuciones científicas y técnicas a la cirugía moderna destacan sus aportaciones originales a la cirugía abdominal y osteoarticular, pero fue también muy importante su labor de difusor de las novedades europeas y norteamericanas en España. No sólo incorporándolas a su práctica y a la enseñanza, sino como divulgador en la prensa médica de la época: fue redactor de la Revista de medicina y cirugía prácticas desde 1886 hasta el final de su vida y se encargó de su sección «revista de cirugía». Colaboró con anotaciones y capítulos originales en la edición castellana de la Enciclopedia internacional de cirugía del norteamericano John Ashhurst, cuyos 8 volúmenes se publicaron entre 1883 y 1888 en Madrid bajo la dirección de Creus, así como también anotó los 5 volúmenes de la traducción castellana de la Patología y Clínica quirúrgica de J. E. Erichsen (1884-86), dos de los tratados quirúrgicos más importantes de la época. Su participación regular en los congresos europeos contribuyó también a dar a conocer lo que se venía haciendo en España fruto de una rica tradición, en ese momento aislada y olvidada fuera del país.

De su amplísima obra escrita destacan sus aportaciones originales al diagnóstico diferencial de los tumores abdominales, a la patología y tratamiento de los hidroceles, a las repercusiones generales de las lesiones quirúrgicas, a la laparotomía y a la desarticulación coxofemoral «inter-ilio-abdominal», esta última publicada poco antes de su muerte, en 1911. Su obra póstuma, Estudios monográficos de cirugía española, publicada en Madrid en 1916, obedece a su interés por contextualizar su propia labor en la tradición quirúrgica española de Argumosa y Creus.

El «método de Ribera», también conocido como «de Ribera-Momburg», o ligadura abdominal, es un método isquémico transitorio por compresión elástica abdominal que ideó Ribera para practicar la desarticulación coxo-femoral y la cirugía pélvica. Su creación fue anterior, aunque no tan difundida, como la de Momburg para cirugía obstétrica.
El método de gastrectomía total ideado por Ribera se conoció como operación de Baudet-Navarro a pesar de que sus contemporáneos reconocían y reivindicaron la prioridad de Ribera. Consiste en una laparotomía osteoplástica para la gastrectomía total, comprendiendo el cardias, con anastomosis en Y de Roux entre el cabo esofágico y el yeyuno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *