JOSÉ C. PAZ EN BODAS DE PLATA DE SERVICIOS DE BIENESTAR Y AYUDA HUMANITARIAmarte


Distritos de José C. Paz, Malvinas Argentinas, San Miguel, Pilar y la región

Sociedad:
JOSÉ C. PAZ EN BODAS DE PLATA DE SERVICIOS DE BIENESTAR Y AYUDA HUMANITARIA
En horas de la mañana del pasado viernes 16 de septiembre, en el salón de la sede administrativa de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Bonpland 2349 Barrio Palermo – Ciudad Autónoma de Buenos Aires) se realizó un importante acto con motivo de cumplirse el 75 Aniversario de la organización de los Servicios de Bienestar y Ayuda Humanitaria de la mencionada iglesia.

 

Entre los asistentes, según se puede ver de izquierda a derecha en la fotografía, estuvieron presentes María Florencia Uriburu, (Ecumenismo – Iglesia Católica Apostólica Romana), Claudia Russo Bernagozzi (Dirección General de Cultos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires), Ricardo Pomar (Director de Asuntos Públicos de la Región Buenos Aires Norte de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días), un directivo de CILSA con un ramo de flores, David Frol (Gerente de Bienestar del Área Sud América Sur de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días), José Luis Picone (Ecumenismo – Iglesia Católica Apostólica Romana), Jorge Sánchez (Director de Cultos de José C. Paz) y Alfredo Abriani (Coordinador General de la Dirección General de Cultos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires).

 

También se contó con la presencia de directivos del programa, miembros de la presidencia del área e invitados especiales, entre ellos, el Pastor Darío Bruno, Director del Departamento de Deberes Cívicos y Libertad Religiosa de la Unión Argentina de los Adventistas del Séptimo Día, el actor Pablo Alarcón, el corredor automovilístico Marcos di Palma y autoridades y colaboradores de CILSA.

 

Como broche final del acto, CILSA – ONG por la integración que, desde hace años, trabaja conjuntamente con los Servicios de Bienestar y Ayuda Humanitaria de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, concretó la entrega gratuita de cuarenta sillas de ruedas.

Noticias Paceñas, luego del acto, mantuvo una breve entrevista con David Frol, Gerente de Bienestar del Área Sud América Sur de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días quien, entre otras, manifestó que, “durante el corriente año, celebramos el aniversario número 75 del programa de bienestar de nuestra iglesia. El programa se estableció, inicialmente, para satisfacer las necesidades de quienes habían perdido el trabajo, granjas y aun sus casas, durante la época que llegó a conocerse como la Gran Depresión.

 

El presidente Heber J. Grant durante la conferencia general (octubre de 1936) declaró “Nuestro propósito principal es establecer un sistema mediante el cual se acabara con la maldición de la ociosidad, se abolieran los daños de la limosna y se establecieran una vez más, entre nuestra gente, la independencia, la industria, la frugalidad y el amor propio”. “El trabajo ha de ocupar nuevamente su trono como principio gobernante en la vida de los miembros de la Iglesia”. El propósito del programa es enseñar y ayudar a la gente a ayudarse a sí misma a vivir de manera justa, frugal e independiente.

 

Todo esto, sin olvidar la gran enseñanza dejada por nuestro Profeta José Smith que dijo: “Debemos alimentar al hambriento, vestir al desnudo, proveer para la viuda, secar las lágrimas del huérfano y consolar al afligido, ya sean de esta Iglesia o de cualquiera otra o que no pertenezcan a ninguna dondequiera que los encontremos.”

 

Han pasado setenta y cinco años, los cambios en las economías han cursado su ciclo una y otra vez. El mundo ha visto enormes transformaciones sociales y culturales, y la Iglesia ha crecido de forma monumental. Pero los principios declarados acerca del inspirado plan de bienestar de la Iglesia en 1936, son tan verdaderas hoy como lo fueron entonces.

A lo largo de los años el sistema de bienestar de la Iglesia ha incluido varios programas para asistir distintas necesidad: entre ellos, los Servicios Humanitarios, respuesta ante emergencias, el Almacén del Obispo, el Fondo Perpetuo para la Educación y los Servicios de Recursos de Empleo. Estos programas y sus principios han bendecido la vida de ciento de miles de personas, dentro como fuera de la Iglesia.

 

El Obispo David Burton dijo en la última conferencia general del próximo pasado mes de abril, “Ésta es la obra sagrada que el Salvador espera de Sus discípulos; es la obra que Él amó cuando anduvo sobre la tierra; es la obra que sé que Él estaría haciendo si estuviera entre nosotros hoy en día.

20 – 09 – 2011


otras notas en www.ciudaddejosecpaz.com.ar/noticias

Para reproducir el material de esta página es obligatorio mencionar las fuentes informativas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *