Isaías 41:10

Isaías 41:10

 

No temas, porque yo estoy contigo, no te inquietes, porque yo soy tu Dios; yo te fortalezco y te ayudo, yo te sostengo con mi mano victoriosa.

 

x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x

 

Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra.

 

x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x

 

No tengas miedo, pues yo estoy contigo; no temas, pues yo soy tu Dios. Yo te doy fuerzas, yo te ayudo, yo te sostengo con mi mano victoriosa.

 

x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x

 

No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

 

x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x

 

Todos tenemos obligaciones y responsabilidades que cumplir en la vida. Cuando no podemos cumplirlas o nos sentimos incapaces para lograrlo, el desaliento nos domina; pero por el contrario, qué sensación de bienestar nos da el haber concluido una tarea, el haber cumplido con el deber, el haber llegado a la meta propuesta. Cuando lo conseguimos nos sentimos completamente realizados y felices.

 

Hoy tenemos una hermosa promesa extraída de las Sagradas Escrituras, léala y repítala hasta entenderla, hasta que penetre en su ser. No importa cuán difícil sea lo que tiene por delante, no necesita temer ni desmayar, porque Dios mismo promete fortalecerle, ayudarle y, aun más, El promete sostenerle en cualquier situación y capacitarle para el cumplimiento de su responsabilidad.

 

Que esta verdad gloriosa y poderosa impregne su mente y revitalice su espíritu.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *